Cargando...
Notas de opinión por Osvaldo Cornide
 
18/11/15 noticia

Hay que iniciar el ciclo del crecimiento con productividad

Hay muchas distorsiones por corregir en la economía, pero lo que más están esperando las PYMES del nuevo Gobierno es que se solucionen un conjunto de problemas que vienen arrastrando esas empresas desde hace tiempo y que han ido debilitando la rentabilidad, la inversión y la producción.

Hay muchas distorsiones por corregir en la economía, pero lo que más están esperando las PYMES del nuevo Gobierno es que se solucionen un conjunto de problemas que vienen arrastrando esas empresas desde hace tiempo y que han ido debilitando la rentabilidad, la inversión y la producción.

Algunas de las cuestiones urgentes que deberá atender la próxima administración política de la Argentina son:

• Mejorar las condiciones de financiamiento de las PYMES, especialmente de las más pequeñas, que hoy se financian descontando cheques, con descubiertos o con préstamos personales. Todas ellas son opciones muy costosas.

Alivianar la carga fiscal coordinando políticas tributarias entre el Estado nacional, las provincias y los municipios para revertir la multiplicación de tasas e impuestos.

Apoyar la exportación, tanto generando condiciones más competitivas como fomentando los productos argentinos en el mundo y realizando acuerdos comerciales.

Eliminar las retenciones en las producciones regionales y, en muchos casos, establecer compensaciones para volver a hacer rentables las actividades más golpeadas.

Más allá de estas cuestiones urgentes, es de destacar que para mejorar el empleo; la inversión y el mercado interno, hay que seguir defendiendo la industria nacional. Soy muy optimista de que el próximo Gobierno podrá corregir las distorsiones sin cambiar ese rumbo. Ese será el inicio de un nuevo ciclo en la economía argentina, el del crecimiento con mejoras en la productividad.

 

X
 
01/09/15 noticia

El 62% de las PYMES se autofinancian

A pesar de la mayor intervención del Banco Central para mejorar el crédito a las PYMES, las empresas argentinas siguen teniendo dificultades para conseguir financiamiento bancario.

A pesar de la mayor intervención del Banco Central para mejorar el crédito a las PYMES, las empresas argentinas siguen teniendo dificultades para conseguir financiamiento bancario.

Si bien ha aumentado la participación de las PYMES en el crédito, ese proceso viene lento. Hay  un dato que muestra la vigencia del problema: mientras en Argentina menos de la mitad de las empresas tienen crédito bancario, en Brasil lo tienen el 59,2% y en Chile, el 79%.

La situación es más desigual cuando se mira a la pequeña empresa local, donde sólo 38% tiene crédito bancario mientras que en Chile y Brasil no hay diferencias entre grandes y chicas.

También hay un problema de calidad: al menos un tercio del crédito que reciben las PYMES son adelantos en cuenta corriente, financiamiento con tarjetas de créditos o prendarios, con tasas que ahogan el negocio. Además, muchos empresarios, al no acceder a las líneas productivas aplican créditos personales a la empresa, con tasas poco atractivas.

Entre las medidas para revertir esta situación, por un lado, se encuentra el segmentar el crédito productivo para evitar sesgos hacia las empresas que más facturan.

Por otro, se puede avanzar en una nueva ley de entidades financieras que reformule el negocio bancario para tener una banca que asista al sistema productivo. Finalmente, otra opción sería bajar la carga fiscal a la PYME para mejorar sus niveles de formalidad y permitirle acceder al financiamiento bancario.

X
 
20/08/15 noticia

HAY QUE INICIAR EL CICLO DEL CRECIMIENTO CON PRODUCTIVIDAD

Las PYMES tienen elaborada una extensa agenda con las prioridades que deberá atender el próximo gobierno. Pero más allá de la necesidad de corregir distorsiones macroeconómicas, los empresarios y dirigentes PYMES coinciden en que hay que seguir defendiendo la industria local para preservar el empleo, el ingreso y dar inicio a un nuevo ciclo de crecimiento con mejoras en la productividad.

Las PYMES tienen elaborada una extensa agenda con las prioridades que deberá atender el próximo gobierno. Pero más allá de la necesidad de corregir distorsiones macroeconómicas, los empresarios y dirigentes PYMES coinciden en que hay que seguir defendiendo la industria local para preservar el empleo, el ingreso y dar inicio a un nuevo ciclo de crecimiento con mejoras en la productividad.

Hay muchas distorsiones por corregir en la economía, pero lo que más están esperando las PYMES del nuevo gobierno, es que se solucionen un conjunto de problemas que vienen arrastrando esas empresas desde hace tiempo y que han ido debilitando la rentabilidad, la inversión y la producción.

Hay cuestiones urgentes que deberá atender el nuevo gobierno como: mejorar las condiciones de financiamiento de las PYMES, especialmente de las más pequeñas que hoy se financian descontando cheques, con descubiertos o con préstamos personales, que son opciones muy costosas. Alivianar la carga fiscal coordinando políticas tributarias entre el Estado nacional, las provincias y los municipios para revertir la multiplicación de tasas e impuestos. Apoyar la exportación, tanto generando condiciones más competitivas como fomentando los productos argentinos en el mundo y realizando acuerdos comerciales. Eliminar las retenciones en las producciones regionales, y en muchos casos establecer compensaciones para volver a hacer rentables las actividades más golpeadas.

Para mejorar el empleo, la inversión y el mercado interno, hay que seguir defendiendo la industria nacional y soy muy optimista de que el próximo gobierno podrá corregir las distorsiones sin cambiar ese rumbo. Ese será el inicio de un nuevo ciclo en la economía argentina, el del crecimiento con mejoras en la productividad.

X
 
29/07/15 noticia

La familia-empresa debe aumentar su longevidad

En la década del ´30 la edad media de las empresas familiares superaba los 100 años y hoy no pasa los 15. Así, mientras los estudios indican que este tipo de empresas está incrementando su peso en la economía, su tiempo de vida promedio ha disminuido notoriamente.

En la década del ´30 la edad media de las empresas familiares superaba los 100 años y hoy no pasa los 15. Así, mientras los estudios indican que este tipo de empresas está incrementando su peso en la economía, su tiempo de vida promedio ha disminuido notoriamente.

Ese es el motivo por el cual hay que lograr aumentar la longevidad de estas compañías, para que más de ellas puedan sobrevivir a las segundas y terceras generaciones. Sucede que estas firmas, sobre la base de la confianza, la lealtad y el buen vínculo, son las que garantizan la estabilidad del empleo, el bienestar y el crecimiento de los negocios.

Origen


La mayoría de las PYMES argentinas surgieron y aún surgen como empresas familiares. Así lo hicieron grandes compañías como Arcor, Molinos Río de la Plata o Tenaris. También es el caso de otras reconocidas empresas, creadas hace más de cien años y que aún hoy siguen siendo empresas familiares, como Rigolleau; Grimoldi; Yerba Mate Amanda; Cerámicas Alberdi; o Ledesma, entre otras.

Para que este tipo de emprendimientos subsista y crezca, es necesario establecer protocolos y reglas claras que garanticen la armonía necesaria en el funcionamiento familia-empresa, sobre todo cuando se inicia la etapa del traspaso. Muchas veces, para conciliar posiciones, es útil incorporar consejeros externos.

 

Editorial, julio de 2015

X
 
24/06/15 noticia

Un eslabón estratégico para el tejido productivo

La producción de máquinas y herramientas es un sector estratégico en el desarrollo industrial de la economía, debido a que es la base para facilitar inversiones y derramar el progreso tecnológico y la innovación dentro del tejido productivo.

La producción de máquinas y herramientas es un sector estratégico en el desarrollo industrial de la economía, debido a que es la base para facilitar inversiones y derramar el progreso tecnológico y la innovación dentro del tejido productivo.

Por eso es fundamental atender los obstáculos y desafíos que enfrenta la actividad. Es una industria de industrias, y su expansión sostenida incrementa la frontera de producción del país y le da capacidad de desarrollo al conjunto de la economía.

Problemas

Como el resto de los sectores industriales, la producción de máquinas y herramientas en la Argentina creció extraordinariamente desde 2003, superando al crecimiento promedio de la mayoría de las ramas manufactureras, y generando centenares de puestos de trabajo calificados.

Sin embargo,  con la caída de la inversión local y las dificultades para importar, los últimos años no han sido los mejores. En 2014, la producción de MyH cayó 13,4%, y la recuperación en 2015 es muy lenta por el momento.

Aun así, y a pesar de la coyuntura adversa, una característica de las PYMES que integran ese sector es que la mayoría va logrando encontrar nichos o desarrollar nuevos productos para enfrentar esa situación desfavorable. Esto da cuenta de un área integrada por empresas con mucha flexibilidad y eficiencia que, si se encontrara la forma de apuntalar desde el sector público, estaría en condiciones de consolidarse como una gran industria.

X
 
27/05/15 noticia

Las PYMES tienen mucho que ganar con el outsourcing

La contratación de proveedores externos para realizar actividades que habitualmente se hacen en las empresas creció mucho el año pasado en Argentina por los ajustes de costos que debieron aplicar muchas PYMES para hacer frente a la situación económica.

La contratación de proveedores externos para realizar actividades que habitualmente se hacen en las empresas creció mucho el año pasado en Argentina por los ajustes de costos que debieron aplicar muchas PYMES para hacer frente a la situación económica.

Es que 2014 fue un año bastante complicado, tanto para el comercio como para la industria, porque se conjugaron dos fenómenos: bajos niveles de demanda con aumentos fuertes en los costos de producción. Sin embargo, el instinto de supervivencia de las PYMES locales las llevó a adoptar estrategias para sostener su rentabilidad. Y una de esas estrategias fue el outsourcing en diversas áreas y tareas de la compañía.

Si bien la tercerización es impulsada desde hace casi dos décadas en la Argentina, las PYMES tienen mucho por incorporar de esa herramienta. Los beneficios para las pequeñas y medianas empresas van mucho más allá de afrontar una coyuntura adversa. Es que delegar en terceros algunas actividades permite enfocarse en las tareas que forman el núcleo del negocio de la PYME y que, por lo tanto, son las agregan mayor valor.

Es recomendable explorar más este camino, que además de permitir ganar eficiencia, fomenta la creación de nuevas empresas encargadas de dar esos servicios. Alrededor de la subcontratación se mueven gran cantidad de profesionales y pequeños emprendimientos especializados que nacen para encargarse externamente de diferentes áreas de las empresas.

 

Buenos Aires, 27 de mayo de 2015

X
 
29/04/15 noticia

Argentina puede volver a crecer si se atienden los problemas de la industria

Argentina tiene muchas posibilidades de seguir creciendo y mejorar sus condiciones de desarrollo si se toman algunas medidas en la industria. No se tratan éstas de medidas complejas, sino oportunas y necesarias, cuyo fin es devolverle la competitividad a la industria nacional y mejorar así las condiciones macroeconómicas.

Argentina tiene muchas posibilidades de seguir creciendo y mejorar sus condiciones de desarrollo si se toman algunas medidas en la industria. No se tratan éstas de medidas complejas, sino oportunas y necesarias, cuyo fin es devolverle la competitividad a la industria nacional y mejorar así las condiciones macroeconómicas.

Las PYMES industriales necesitan urgente un mejor y mayor acceso al crédito bancario para optimizar la inversión y reducir la presión impositiva, la cual se ha tornado insoportable.

Ciclos

El país tuvo nueve años de reactivación, y luego vino el estancamiento y caída en la actividad industrial. Este sector fue, justamente, uno de los motores de crecimiento con creación de empleo en el ciclo post convertibilidad.

Por eso, revertir esta coyuntura es posible si se escucha al empresario y se generan mejores condiciones de producción.

Buenos Aires, abril de 2015

X
 
25/03/15 noticia

Los países necesitan empresas jóvenes, rápidas y flexibles

La Argentina es uno de los países más emprendedores del mundo, pero la tasa de mortandad de empresas es todavía elevada.

La Argentina es uno de los países más emprendedores del mundo, pero la tasa de mortandad de empresas es todavía elevada. De todos modos, la nación tiene potencial para ponerse a la vanguardia de los cambios que propone la nueva economía.

Los gustos, hábitos y las necesidades de la población están modificándose permanentemente, y esas mutaciones son cada vez más instantáneas. Para enfrentarlas, los países necesitan empresas jóvenes, flexibles, de rápido crecimiento, que puedan adaptarse a los nuevos patrones de consumo, que inventen formas originales, productos diferentes, procesos de producción saludables, donde la tecnología, que es el lenguaje universal en las nuevas generaciones, sea el insumo primario.

Por eso, las transformaciones que se vienen sucediendo en la mayoría de las sociedades del mundo están poniendo en evidencia que en un futuro muy cercano el factor diferencial entre un país y otro será su capacidad de crear ese tipo de empresas, de modo tal que perduren en el mercado.

En ese camino hay mucho por hacer en la Argentina. Es que si bien el país es reconocido por ser uno de los más emprendedores del mundo -y de hecho el 30% de las PYMES actualmente tiene menos de tres años de vida- las estadísticas confirman que todos los años una gran cantidad de proyectos se quedan en el camino, y se ven obligados a desaparecer.

En ese sentido, el 70% de las empresas que se inician no superan el quinto aniversario, aunque existe un capital humano de primer nivel, jóvenes con potencial, buen nivel educativo, y un caudal emprendedor destacado.

X
 
01/03/15 noticia

Asociándose, las PYMES son más competitivas

Los beneficios de realizar proyectos asociativos entre PYMES son enormes. Se ganan economías de escala, mejora la inversión, la rentabilidad y la eficiencia de la empresa. Por eso es ventajoso seguir estimulando estrategias de colaboración colectiva donde los empresarios puedan unirse, ya sea para producir; exportar; desarrollar marcas; productos; capacitar recursos humanos o compartir tecnología.

Los beneficios de realizar proyectos asociativos entre PYMES son enormes. Se ganan economías de escala, mejora la inversión, la rentabilidad y la eficiencia de la empresa. Por eso es ventajoso seguir estimulando estrategias de colaboración colectiva donde los empresarios puedan unirse, ya sea para producir; exportar; desarrollar marcas; productos; capacitar recursos humanos o compartir tecnología.

Los empresarios, atentos a las dificultades diarias que atraviesan, conocen una realidad: frente a mercados cada vez más grandes y concentrados se vuelve difícil para las PYMES alcanzar resultados exitosos actuando individualmente, básicamente por cuestiones de tamaño y operativas.

Y justamente, la asociación surge como un mecanismo de cooperación por el cual las empresas unen sus esfuerzos para enfrentar las dificultades derivadas del proceso de globalización.

Asociándose la empresa se vuelve más competitiva y eficiente. Un ejemplo de esto es el modelo de los Parques Industriales, un ambicioso proyecto que fomenta naturalmente los mecanismos de colaboración y cooperación entre empresas a partir del agrupamiento en un mismo espacio territorial. Para fomentar este tipo de asociación es que en el marco de la CAME se formó, hace dos años, la Federación Argentina de Parques Industriales (FAPI).

X
 
25/02/15 noticia

Las PYMES ocupan 60% del empleo privado

Las PYMES son las principales generadoras de empleo y valor agregado de una economía, y hacia ellas deben focalizarse las políticas que estimulan el desarrollo económico. Es decir, las políticas que buscan ese desarrollo que tiene la capacidad de promover mejoras en el bienestar y permitir el progreso económico y social.

Las PYMES son las principales generadoras de empleo y valor agregado de una economía, y hacia ellas deben focalizarse las políticas que estimulan el desarrollo económico. Es decir, las políticas que buscan ese desarrollo que tiene la capacidad de promover mejoras en el bienestar y permitir el progreso económico y social.

Si bien todos los gobiernos tienen como objetivo central alcanzar un desarrollo sustentable, muchas veces fracasan porque no focalizan la importancia de las pequeñas y medianas empresas en ese proceso.

En ese sentido, hay dos cosas a tener en cuenta cuando se habla de la importancia de las PYMES en el empleo. Por un lado, que esas empresas son las principales creadoras de empleo estable, decente y especializado. Y por otro, que la concentración de empleo en las PYMES no ocurre solo por la gran cantidad de empresas pequeñas y medianas que hay en el mercado, sino porque su naturaleza es ser intensivas en mano de obra.

Según cifras estimadas en CAME, por cada unidad de producto generado en 2014, una PYME requirió el doble de empleo que una empresa grande.

Los datos del Ministerio de Trabajo coinciden. De acuerdo con esa entidad oficial el año pasado la mitad del empleo registrado se concentraba en las micro, pequeñas y medianas empresas. Si se extiende además al empleo no registrado, las PYMES son responsables del 60% del empleo privado asalariado de la economía Argentina.

X
 
01/02/15 noticia

Las empresas chicas son las que más invierten

Son pequeñas empresas pero grandes inversoras, son las que invierten en los buenos y malos momentos, son las que definen el perfil productivo del país. Por ese motivo no quedan dudas de que la inversión productiva nacional se define en las pequeñas y medianas empresas, que acompañando el ciclo o en contra de él, siempre están ideando y desarrollando nuevos proyectos.

Son pequeñas empresas pero grandes inversoras, son las que invierten en los buenos y malos momentos, son las que definen el perfil productivo del país. Por ese motivo no quedan dudas de que la inversión productiva nacional se define en las pequeñas y medianas empresas, que acompañando el ciclo o en contra de él, siempre están ideando y desarrollando nuevos proyectos.

Los objetivos de crecimiento para la Argentina requieren de la inversión para lograr una auténtica mejora en la competitividad que haga sustentable la rentabilidad, y la inversión requiere de las pequeñas y medianas empresas. La evolución de esta variable se perfila con muy buenas perspectivas durante este 2014 que comienza.

Uno de los motivos que entusiasman a algunos empresarios son los créditos productivos que lanzó el Gobierno, que ofrecen financiamiento a tasas y plazos accesibles. Según anunció el Ejecutivo, este año se inyectarían casi $ 50 mil millones más.

Sin embargo, todavía queda mucho por trabajar para que esos fondos lleguen a las empresas y para que el sector empresarial vuelva a confiar en esas herramientas para realizar sus proyectos.

Por escepticismo o limitaciones propias, la mayoría de las PYMES se financian con recursos propios, básicamente, con su rentabilidad.

X
 
28/01/15 noticia

La Argentina también tiene sus empresas edelweiss, y son PYMES

Las empresas edelweiss son las que logran crecer, aun cuando tienen todo en contra. Se las denomina así por la flor homónima que crece en las hostiles praderas alpinas.

Hay una flor muy popular en Europa, el edelweiss, que tiene una virtud particular: logra crecer en condiciones inhóspitas, a veces extremas, adaptándose al frío, la nieve y la altura. Siguiendo ese paralelismo, hace algunos años se comenzó a hablar de las “empresas edelweiss”, aquellas que, como la flor que en 1965 dio vida al musical “La Novicia Rebelde”, logran desarrollarse en contextos adversos.

Así podría ilustrarse a un segmento de firmas a las que, a contramano de la tendencia, les va bien. Si bien el concepto nació en Europa, con la crisis de 2008, la Argentina también tiene este tipo de compañías, y son PYMES.

Pero, ¿qué características tienen estas firmas? Las más destacadas:

Entienden la importancia de la tecnología y la incorporan constantemente en su empresa.

Tienen pocos empleados. Eso les da flexibilidad y agilidad para tomar decisiones y aplicar cambios.

Apuestan a la calidad y han logrado que el precio no sea el factor diferencial, o tienen altos niveles de productividad y pueden absorber mejorar su posición en el mercado con precios más bajos.

Son expertas en encontrar nichos, estando a la vanguardia de la competencia.

Tienen mayor capacidad para acceder al crédito y aprovechar algunas líneas ventajosas que hay disponibles en Argentina.

Buenos Aires, 28 de enero de 2015

X
< 1 2 3 4 >
Mostrar resultados de 38
Ver versión de escritorio