Cargando...
 
06/02/01 Nota de interés

Destinarán 50 millones para el financiamiento de PyMEs

El ministro de Economía, José Luis Machinea, anunciaría a mediados de la semana próxima un plan —con un capital inicial de 50 millones de pesos— para mejorar las condiciones de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs). Se trata de un programa de creación de Fondos Fiduciarios Regionales, que en una primera etapa serán fondeados por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) con 50 millones de pesos, más la participación de los estados provinciales. El plan sería presentado oficialmente entre miércoles y jueves, luego del viaje relámpago del ministro a los Estados Unidos. El objetivo es que las PyMEs obtengan tasas cercanas al 10% anual y mayor flexibilidad en los requisitos. La idea fue desarrollada por la Secretaría PyME, a cargo de Enrique Martínez, quien estimó que durante el primer año "deberían inyectarse entre 1.000 y 1.500 millones de pesos en créditos al circuito Pyme". Y ya hay cinco fondos convenidos con las provincias de La Pampa, Entre Ríos, San Juan, Mendoza y Neuquén. El Fondo Fiduciario es un instrumento muy conocido en el resto del mundo, pero poco utilizado en el país. Se trata de un monto de dinero, aportado por uno o varios inversores, que es administrado por un tercero (un banco u otro tipo de entidad) y que tiene un objetivo determinado. En este caso, financiar PyMEs. En el acordado con La Pampa, el BICE aportará el 80% del capital, mientras que el resto queda a cargo del gobierno provincial. La ventaja de estos fondos respecto de los mecanismos financieros tradicionales es doble: por una parte, no deben cumplir con los requisitos técnicos que el Banco Central le exige a las entidades financieras, lo que significa un menor costo y, en consecuencia, tasas de interés más bajas. Por otra parte, pueden otorgar préstamos con menores condicionamientos, lo que permite el acceso al crédito de empresas que de otra forma no conseguirían dinero. Martínez se mostró esperanzado con que "cada uno de estos fondos llegue a contar en breve con 50 millones para entregar, y esperamos comprometer también al mercado institucional". La otra pata del proyecto oficial es dar un fuerte impulso a las Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR). La función de estas entidades es entregar avales a las PyMEs que necesitan financiamiento. Así, conseguirían préstamos a tasa más baja que la del mercado, a más largo plazo y con menos requisitos. Funcionan con uno o varios "socios protectores", que son quienes aportan el capital para dar los avales (garantía del préstamo). Pueden ser bancos, empresas privadas (Techint, Aluar, La Serenísima) u organismos estatales. Del otro lado están los "socios partícipes", es decir, los pequeños empresarios que necesitan el dinero o asesoramiento para mejorar los resultados de su negocio. "Con esto tratamos de cambiar la naturaleza de la entrega de créditos en la Argentina", dijo Martínez. Actualmente, funcionan solamente cinco SGR. La mayor, Garantizar, encabezada por el Banco Nación, más un Fondo de Garantías de la provincia de Buenos Aires (FOGABA). Desde 1998 brindaron avales a 2.510 empresas, por un monto cercano a los 150 millones de pesos."Pensamos que en un año habrá por lo menos 40 funcionando", se esperanzó Martínez.
X
 
04/02/01 Nota de interés

La Globalización ya no es la gran panacea económica

La pobreza copó la cumbre de Davos, fecha: 4/02/01, Clarín. El fracaso en asegurar ingresos crecientes y estables a nivel mundial pusieron, por vez primera, a la globalización en el banquillo. El ómnibus que recorre la avenida Promenade, la principal de Davos, llevando y trayendo a los esquiadores y turistas de una punta a otra de esta villa de 2 kilómetros de largo enclavada en las montañas, tiene un gran cartel publicitario pintado bajo las ventanillas: Bridging the divides (reduciendo las divisiones). La división, la brecha entre ricos y pobres, entre los que acceden a la salud, los mejores alimentos, y la educación y los privados de todo, fue el lema y principal tema de discusión que este año convocó en el Foro Económico Mundial a más de 2.000 dirigentes de la elite mundial. No es que los fríos banqueros y los duros CEOs (ejecutivos jefes) de las empresas multinacionales se hayan puesto súbitamente sentimentales y ahora estén preocupados por la pobreza en el mundo. Más bien, están tomando conciencia del problema en función de sus propios intereses. Un dato que se repitió una y otra vez durante los seis días de debates fue el hecho de que 1.200 millones de personas en el mundo (sobre una población total de 6.000 millones) viven con menos de un dólar por día. Y tres mil millones (la mitad) sobreviven con sólo dos dólares. Un ciudadano suizo, por ejemplo, gana en un día lo que a un habitante de Etiopía le lleva un año conseguir. James Wolfensohn, el presidente del Banco Mundial, advirtió que el 20% de la población mundial se lleva el 80% de los ingresos y que el restante 80%, es decir 4.800 millones de personas, se queda con apenas una quinta parte del total. Ya se ha transformado en un cliché decir que esta situación equivale a una bomba de tiempo. Pero lo que más inquieta a los financistas y empresarios es la creciente percepción de la opinión pública que la globalización está empeorando, en lugar de mejorar, este violento desequilibrio. "Si no podemos hacer que la globalización funcione para todos, no funcionará para nadie", fue el mensaje del secretario general de la ONU, Kofi Annan. Los empresarios están recibiendo el mensaje. En una docena de paneles los altos ejecutivos de las corporaciones discutieron sobre cómo aumentar la responsabilidad social de sus organizaciones, y no solamente sus ganancias. Los empresarios que quieren ser -políticamente correctos- se interesan cada vez más por las acciones filantrópicas. Bill Gates, el creador de Microsoft y uno de los hombres más ricos del planeta, vino a Davos especialmente a anunciar una donación de 100 millones de dólares para las campañas de lucha contra el SIDA. En una de las múltiples cenas privadas en los confortables y bien calefaccionados hoteles, se reunieron durante el fin de semana pasado más de 20 multimillonarios, incluyendo a David Rockefeller y el argentino Martín Varsavsky (que el año pasado donó 11 millones de dólares al Ministerio de Educación), para cambiar opiniones sobre la mejor forma de hacer llegar a los necesitados una parte de sus fortunas. Es lo que se llamaría la globalización sensible. Laurent Fabius, el ministro de economía francés, lo explicó así: "La globalización es un hecho. Nuestro objetivo es hacerla más humana". Claro que no todos están de acuerdo. El nuevo presidente mexicano, Vicente Fox (que fue la estrella entre los latinoamericanos en Davos) atacó explícitamente este concepto. -No basta la manera de pensar actual, que plantea una globalización con rostro humano mediante un simple cambio de énfasis y actitud-, dijo. La mayor parte de los dirigentes políticos de países subdesarrollados, incluyendo a la Argentina, quieren más que palabras y buenos gestos. Piden igualdad en las reglas del juego en la apertura de las economías. Acceso a los productos agrícolas a los protegidos mercados europeos, por ejemplo. El vicepresidente de Bolivia hizo notar que mientras su país tiene un arancel promedio del 10% a las importaciones, sus exportaciones son penalizadas con una tasa aduanera del 20%. Otro ejemplo de desigualdad lo aportó Yashwant Sinha, ministro de Finanzas de la India. A partir del 1° de abril, dijo, la India eliminará todas las restricciones cuantitativas al comercio bajo los lineamientos de la Organización Mundial del Comercio. Sin embargo, las naciones industrializadas solamente abolirán las cuotas a las importaciones textiles. Ese punto de vista fue compartido por varios voceros empresarios. Carleton "Carly" Fiorina, la aguerrida presidente de Hewlett Packard y co-directora del Foro Económico Mundial, señaló que los esfuerzos de algunos países de insistir con políticas proteccionistas y salir al cruce de la globalización resultan un esfuerzo estéril. -Los activos más importantes de las empresas son su capital y su propiedad intelectual. Estos son activos intangibles que no tienen fronteras-. Y las barreras arancelarias o impositivas que establecen los países que quieren cuidarse de la globalización, están allí para proteger activos físicos que tienen muy poco valor, agregó. En varios paneles, otros ejecutivos llamaron a aumentar la participación social de las empresas, cooperando con los gobiernos en programas para aliviar la pobreza, las enfermedades y las carencias educativas. Esta postura puede sintetizarse diciendo que la globalización funciona bien, sólo falta perfeccionarla. Los reformistas no están de acuerdo. Sostienen que el agravamiento en la injusta distribución del ingreso y el carácter altamente inestable que ha adquirido el sistema financiero internacional justifican la adopción de cambios profundos en la economía global, pero sin abandonar sus principios. Hay un arco de protagonistas que sustenta este punto de vista, y que se extiende desde la mayoría de los funcionarios de organismos como Naciones Unidas, Organización Mundial de la Salud, la Organización Internacional del Trabajo y otras, pasando por algunos empresarios, principalmente europeos (como Louis Schweitzer, presidente de Renault) y alcanzando a algunos representantes aislados del mundo financiero, como George Soros. Considerado uno de los más hábiles especuladores internacionales, Soros fue la sorpresa del Foro de Davos cuando declaró su apoyo a la introducción de un impuesto a las transacciones financieras -el llamado impuesto Tobin- como forma de financiar programas para reducir la pobreza. Soros aprovechó buena parte de su tiempo en Davos para publicitar su último libro, Sociedad Abierta, en el que discute precisamente varias propuestas para reformar el capitalismo global. James Wolfensohn, el presidente del Banco Mundial, está en una posición intermedia entre el ortodoxo Fischer y el reformista Soros. El sostiene que hay dificultades con la globalización, pero que eso no constituye un motivo para detener el proceso. -Mi opinión personal es que esto es una transición: el problema no es la globalización, es la falta de democracia, la pobreza, la desigualdad-. Los contestatarios incluyen principalmente a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que este año asistieron en número récord al Foro Mundial. Transparencia Internacional, Greenpeace, Amigos de la Tierra, son algunas de las más conocidas. Las ONG más radicalizadas no estuvieron en Suiza sino en Porto Alegre, donde se efectuó en paralelo el recientemente creado Foro Social Mundial, cuyo objetivo es denunciar a Davos como un verdadero gobierno paralelo del orden mundial, secreto y anti-democrático. Los integrantes de esta corriente de opinión cuestionan abiertamente a la globalización como un sistema unilateral, que impone reglas de juego injustas a los países subdesarrollados. La introducción masiva de alimentos occidentales en la India, está provocando la destrucción de la forma de vida de millones de campesinos, ejemplificó Vandana Shiva, una bioquímica que es directora de una ONG de su país. -¿De que competencia nos hablan, cuando cinco grandes corporaciones dominan el comercio mundial de semillas?-, desafió durante uno de los debates a los que asistió Clarín. Lori Wallach, directora del Observatorio del Comercio Mundial, una ONG surgida al calor de las masivas manifestaciones de Seattle durante la frustrada conferencia de la OMC (Organización Mundial del Comercio) rechazó la noción de que la globalización, en su forma actual, sea la clave para aliviar la pobreza y el subdesarrollo. Citando cifras del Banco Mundial, dijo que el ingreso per capita en América Latina y Asia aumentó más rápidamente entre 1960 y 1980 (antes de la liberalización comercial que introdujo la Ronda Uruguay del GATT) que en los 20 años posteriores, signados por las reformas liberalizadoras. A pesar de las buenas intenciones de los organizadores, quedó a la vista que las opiniones de los participantes estuvieron tan divididas como la distribución del ingreso mundial. Pero lo que quedó en claro para muchos es que los defectos de la globalización están por primera vez amenazando con arruinar la fiesta.
X
 
22/01/01 Nota de interés

PyMEs con ingenio y sin dinero

Hace ocho años a un ecologista (Rubén Ravera), a un psicólogo (Carlos De Sanzo) y a un químico (Horacio Covas) se les ocurrió que la producción de lombrices podía salvar a los pequeños agricultores. Estaba probado que las lombrices rojas californianas eran ideales para reciclar la basura y se sabía de una fuerte demanda en los países desarrollados. Un enero caliente partieron en camioneta llevando lombrices en cajas con tierra. Y hubo demasiadas escalas en el camino para colocar hielo en aquellas cajas porque las lombrices agonizaban a causa del calor. Pero la mayoría resistió. Hoy la Argentina exporta lombrices y esos tres tipos audaces ( Ravera de 39 años, De Sanzo de 48 y Covas de 46) ya están en otra cosa. En 1995 en plena hiperdesocupación en vez de ponerse a rezongar formaron el Club del Trueque donde es posible intercambiar productos y servicios sin dinero. El club sobrevivió y se reprodujo como aquellas lombrices. Ya hay 320.000 personas en todo el país que se conectan en los 400 clubes del trueque diseminados a lo largo y ancho. Pese a que no se utiliza dinero se calcula que las transacciones movilizan unos 400 millones de dólares al año. El fenómeno alcanzó tal dimensión que el Gobierno acaba de tomarlo en sus manos. A poco de asumir el secretario de las PyMEs, Enrique Martínez y el presidente del Club del Trueque, Horacio Covas, firmaron un acuerdo por el que "se promueve en todo el país el sistema de trueque". Muchos lo perciben como un reconocimiento oficial de que la situación es realmente grave. El Gobierno está promoviendo una práctica primitiva, anterior a la aparición de las primeras monedas en el siglo VII antes de Cristo. Pero en la secretaría PyME contestan que tratan de utilizar una amplia red en funcionamiento para promover la iniciativa empresaria. En el club no sólo se cambian cubiertos por una extracción de muelas. O mano de obra para pagar un impuesto en el municipio de Trenque Lauquen, en Plottier ( Neuquén) o en Gaiman (Chubut). Con la permanencia de la crisis comenzaron a plegarse las empresas. Ari Perel, de la fábrica de cubiertos homónima, pudo colocar allí los modelos de acero inoxidable que habían pasado de moda. La familia Di Natale, con empresa textil en Munro, recurrió al club para distribuir medias. Y la firma de catering, Sabores del Sur, se abastece de muchos insumos y mano de obra en el club. Por los testimonios, éste parece ser un juego donde todos ganan. En la visión de Martínez el trueque permite ahorrar costos a las empresas. Menos costos significa más dinero disponible que luego puede volcarse al circuito formal de la economía (para pagar impuestos adeudados, por ejemplo) o utilizarse para invertir en la empresa. Para Covas el Club del Trueque es también una incubadora de empresas. Lo cierto es que la secretaría brindará apoyo profesional y capacitación a las empresas. El objetivo es que puedan transitar hacia una mayor escala e ingresar a la economía formal. De hecho, en el Club del Trueque como los intercambios son sin dinero no rige el pago de impuestos. De Sanzo dice que hay dos ventajas notables para las empresas del club: · No tienen que salir a buscar los clientes, ellos ya están dentro del club. · El trueque permite incorporar algunos insumos a menor costo porque elimina la intermediación. Ahora con el espaldarazo oficial esperan que germinen otras iniciativas. Una es la que acaban de firmar con dos municipios de Esteban Echeverría: la gente recolectará envases de pet que después se muelen para ser utilizados en la construcción. El pet viene a reemplazar a la arena en los bloques de hormigón, un invento que puso en marcha la empresa Ecored, que nació al calor del Club del Trueque.
X
 
16/01/01 Nota de interés

Los datos clave para las PyMEs que quieren exportar

A la hora de exportar, la mayoría de las PyMEs no sabe por dónde empezar. Según un relevamiento de la Secretaría PyME (SEPyME), la falta de acceso a la información es el principal obstáculo que encuentran las pequeñas empresas a la hora de vender al exterior. Con este dato, la secretaría a cargo de Enrique Martínez lanzó un programa para apoyar la primera exportación, con asesoramiento sobre las principales dudas. Así se busca orientar a los empresarios que tienen capacidad para exportar, pero no tienen idea de cómo llevar adelante esa operación. En la Argentina, apenas el 10% de las PyMEs exportó alguna vez, y de éste sólo la mitad lo hace en forma sistemática. Según la SEPyME estos son los puntos que hay que tener en cuenta para exportar: ¿Cómo debe ser un producto exportable? Los productos que están en mejores condiciones de salir al exterior son los artículos "diferenciados", que tengan valor agregado y que no sean tan vulnerables a los vaivenes de los precios internacionales, como ocurre con los commodities. Por ejemplo, una PyME puede exportar instrumentos odontológicos, pero no competir contra una multinacional que vende acero. ¿Qué requisitos se deben cumplir? Hay que inscribirse en el registro de Importadores y Exportadores de la AFIP-Aduana. Con la venta acordada, el exportador se contacta con un despachante de Aduanas, que arma el permiso de embarque con la factura comercial y la nota de empaque. Según el producto, se necesitan permisos adicionales. Por ejemplo, en quesos interviene el Instituto Nacional de Alimentos. ¿Cómo seleccionar el mejor destino? Hay que tener en cuenta las características del país al que se quiere entrar: volúmenes de compra, apertura económica, costumbres del comercio y la competencia potencial. También hay que determinar la clasificación arancelaria y las certificaciones técnicas o sanitarias exigibles en ese país. Y analizar si el producto necesita algún tipo de adecuación para entrar a ese mercado. ¿Cuáles son los costos para exportar? Además de los costos de producción, hay que agregar el embalaje, los fletes, las comunicaciones, el envío de muestras, los gastos de despacho, los gastos bancarios y las comisiones a representantes. También hay que tener en cuenta cuál es el arancel establecido para ese producto. En el Mercosur los productos argentinos tienen libre circulación: no se paga arancel para exportar a Brasil, Uruguay y Paraguay. ¿Cómo contactar posibles clientes? A través de la Fundación Export.Ar se podrá obtener la información necesaria sobre importadores del producto. También se puede consultar el calendario de exposiciones y ferias para tener contacto directo con los potenciales compradores. Además es posible consultar con las cámaras binacionales de comercio o bien solicitar asesoramiento en las oficinas comerciales de las embajadas. ¿Qué papel juegan los intermediarios? · Trader: una empresa se ocupa de buscar compradores para distintos productos. · Consorcios: varias empresas se asocian para aumentar su potencial exportador. · Alianzas estratégicas: el exportador y el importador se unen para facilitar el acceso del producto a varios mercados. Pueden incluir la distribución de la mercadería o sólo la toma de órdenes de compra. ¿Qué transporte conviene utilizar? Depende del producto, la distancia, el costo del flete y del seguro. Avión: es más caro pero ahorra tiempo y las primas de los seguros son más bajas. Tren: permite transportar grandes tonelajes en largos recorridos a bajo precio, con baja siniestralidad. Camión: transporta casi cualquier tipo de mercadería en forma rápida y económica. Barco: llevan carga fraccionada y a granel. ¿Para qué sirve el certificado de origen? Es el documento que certifica que un producto es originario de un país o de una región. El certificado debe presentarse ante la aduana en el país del importador. A partir de este documento pueden aplicarse las preferencias arancelarias, si es que existen. Para obtenerlo hay que recurrir a las cámaras sectoriales o también a la Cámara de Exportadores o a la Cámara Argentina de Comercio. ¿Cuáles son los mecanismos de pago? · Cheque en divisas: lo emite el importador y lo envía por correo o por el banco. · Giro bancario: es una transferencia de fondos del importador al exportador. · Letra de cambio: se emite como consecuencia de un crédito documentario o como instrumento independiente. · Carta de crédito: el pago se efectúa una vez concretado el embarque presentando la documentación que certifique el envío.
X
 
08/01/01 Nota de interés

Del garaje a una empresa global que vale más de cien millones de dólares.

La vertiginosa historia de cuatro entrepreneurs rosarinos que construyen sitios. Adolfo Rouillón, Martín Méndez, José Manuel Robledo y Andrés Montefeltro, rosarinos los cuatro, hacia fines de 1996 ingresaron en el mundo de los negocios con una pequeña empresa de garaje que les demandó una inversión de 10.000 dólares. Por entonces, el desarrollo de Internet en la Argentina era incipiente, pero el cuarteto decidió que sería una buena oportunidad programar y desarrollar sitios y páginas web. El lunes 5 de abril de 1999 La Nación presentó su caso en esta sección:con menos de tres años de existencia habían logrado generar una facturación anual superior al medio millón de pesos, sin salir de Rosario, atendiendo clientes como Televisión Litoral, Aceitera Martínez y Refinería San Lorenzo. A partir de ese momento, Amtec, la empresa de los cuatro emprendedores, se disparó con una velocidad poco común. Tras la publicación del artículo, un inversor porteño les propuso radicar una filial en Buenos Aires. Después, hacia fines de año, los e-builders accedieron a su primera ronda de financiación y juntaron un millón de dólares para seguir creciendo. El '99 cerró con proyectos para instalar sucursales en Brasil, Chile y México, con un plantel de 100 empleados a su cargo. Con el inicio de 2000 y la atracción que generaban todavía todos los negocios que tuvieran sabor a puntocom, o vínculos con la producción de software y el desarrollo de nuevas tecnologías, los constructores de portales dieron el gran salto. El fondo texano de inversión Hick, Muse, Tate &Furst adquirió en US$5 millones el 22% de Amtec, que por entonces ya se había convertido en una de las líderes dentro del mercado local. La pequeña empresa nacida con 10.000 dólares pasaba a valer más de 25 millones de esa moneda. Cuando se cerró la operación, en abril último, exhibían en su foja de clientes compañías top como Roche, Repsol YPF, Banelco, Shell, Techint y DuPont. Ese mes fue, precisamente, el que marcó un antes y un después para la industria de Internet. Incómodos por la súbita caída del índice Nasdaq, donde cotizan las principales firmas de tecnología, y amenazados por el fin de las ganancias fáciles, los inversores cerraron su billetera y se volvieron más selectivos. Pero esa crisis y el nuevo escenario que se dibujó a partir de ella no significaron un palo en la rueda para Amtec y sus dueños veinteañeros. Hace un mes fueron comprados por Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, que decidió adquirir y fusionar los cinco principales constructores hispanos de sitios. Por medio de su brazo para negocios tecnológicos, CxNetworks, holding liderado por Lorenzo Zambrano, creó una empresa llamada Neoris, que agrupa a Amtec, de la Argentina; MLab, de Brasil; CyberMedia, de Venezuela; Intec, de España, y Cemtec, de México. La flamante compañía se gesta a partir de una facturación consolidada anual de 100 millones de dólares y un staff de 1000 personas. Los emprendedores rosarinos no se han convertido en millonarios, aunque su horizonte se ha modificado radicalmente. Todo el dinero que han ido recibiendo por la venta de las distintas porciones de Amtec fue utilizado para seguir expandiendo su operatoria; pero ahora cobrarán sueldos con varios ceros y mantendrán participaciones accionarias en un proyecto valuado en más de cien millones de dólares. -Neoris se crea para competir con PriceWaterhouse, Arthur Andersen, KPMG, Deloitte y Ernst & Young, las mayores consultoras del mundo, que también se están orientando hacia el negocio de las soluciones de e-business -, explica Adolfo Rouillón, que a los 28 años se convirtió en el director de ventas y marketing de Neoris para la Argentina. La empresa operará en América latina, España y los Estados Unidos, donde asistirá a las firmas de la región que tengan filiales en suelo norteamericano. Pero su mayor objetivo es Asia, donde los emprendimientos de Internet están desarrollándose en forma vertiginosa. El futuro de Neoris Estrutura: Neoris, empresa a la que se integró Amtec, nace con 12 oficinas en 6 países. Misión: desarrollarán aplicaciones y sistemas para clientes medianos y grandes de las principales industrias del mundo. Fortalezas: se especializa en diseño creativo, arquitectura, implementación y web hosting.
X
 
08/01/01 Nota de interés

El valor de los microemprendimientos

Para el estudio se analizaron 178 casos en 37 municipios Se trata de empresas con menos de 10 empleados y una facturación anual inferior a los $240.000. LA PLATA.- Un estudio que analiza los resultados obtenidos por las microempresas de la provincia de Buenos Aires, confeccionado a pedido del gobierno bonaerense, afirma que el 63,5% de esos emprendimientos puede considerarse exitoso. Los resultados, contenidos en el informe -Los factores de éxito de las microempresas bonaerenses-, se fundan en una encuesta realizada entre 178 emprendimientos distribuidos en 37 municipios de la provincia, diseñada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y que aportó una verdadera radiografía del sector. El trabajo intenta determinar los factores que favorecen u obstaculizan el éxito de las microempresas, además de sugerir posibles líneas de acción a los organismos de apoyo y promoción del sector, según lo señalado en el extenso trabajo presentado por la Subsecretaría de Promoción y Desarrollo de la Microempresa del Ministerio de la Producción bonaerense. En el informe se destaca la importancia que poseen los microemprendimientos para la generación de empleo y para dotar de dinamismo a la zona en la que funcionan. Para el estudio se tomó como parámetro básico -aunque no en todos los casos se cumple, fundamentalmente por el alto grado de informalidad de este tipo de actividad- las empresas de no más de 10 empleados y con una facturación anual que no sobrepasara los 240.000 pesos. Entre los encuestados, el 26,5% correspondió al área de servicios, seguido por los rubros alimentación (15,3%), tejidos y marroquinería (10%), artesanías (9,4%) y metalurgia (8,2%). Al analizar los orígenes de cada proyecto, el 44,5% de sus responsables sostuvo que inició la actividad porque le gusta trabajar por cuenta propia, el 21,9% lo hizo por falta de trabajo y el 17,8%, para "aumentar los ingresos familiares". El estudio destaca, además, que el 75% de los titulares de microempresas es varón y jefe de hogar, con un promedio de 3 o 4 miembros. Asimismo, el 61% de los microemprendedores posee más de 35 años. ¿Qué es el éxito? Para desarrollar el trabajo se trazaron hipótesis sobre lo que podía considerarse como éxito microempresarial y se establecieron algunas variables, como las cualidades del microempresario, la estructura y la organización interna, y el contexto. El estudio estableció tres niveles de éxito microempresarial: - La microempresa como fuente de ingreso principal del hogar (en el nivel de la canasta familiar básica). - La microempresa consolidada (la que produce excedentes para invertir y crecer). - La microempresa convertida en Pyme (su facturación sobrepasa los niveles previstos). Casi la mitad de los emprendimientos calificados como -no exitosos- no alcanza a superar los dos años de existencia, mientras que alrededor del 55% de los -existosos- posee más de 4 años de actividad. Según el trabajo, esto permite una primera conclusión: -La actividad requiere un período relativamente prolongado de desarrollo y consolidación. El 39,5% de las unidades es de composición familiar, mientras que el 30,5% es unipersonal, sin asalariados, aunque en este último caso el 41% no resulta existoso. Otro aspecto interesante reside en el nivel educativo de los responsables de las empresas. Según la encuesta, el 28,1% de los titulares completó el secundario, mientras que el 24,7% terminó el ciclo primario y el 21,2% posee primario incompleto. En tanto, el 23,3% alcanzó nivel terciario o universitario, aunque el estudio no encuentra relación entre la educación formal y el nivel de éxito empresarial. En este punto se concluye que -pueden desarrollar una actividad exitosa personas con diferentes niveles de escolaridad-. Sin embargo, más adelante se subraya la importancia del conocimiento específico en el área de trabajo por desarrollar, y -concentrarse en un nicho exclusivo del mercado. Impacto socioeconómico En promedio, las microempresas generan de 1 a 3 puestos de trabajo fijos y sus agentes trabajan más de 46 horas semanales, sobre todo sus titulares, que revistan siempre en la categoría de sobreocupados. -En la microempresa exitosa se trabaja más horas y con mayor continuidad que en las otras-, sostiene el informe, donde también se señala que -el trabajo personal es el recurso que compensa la escasez de capital-. Además, el 40% de las microempresas hace sus compras de insumos en la ciudad de residencia. A la hora de analizar el financiamiento de los emprendimientos exitosos se observa que el 71 por ciento se inició con capital propio: ahorros familiares, fondos obtenidos de otra actividad comercial o la venta de alguna propiedad, bienes e instalaciones domésticas adaptadas para instalar el taller o negocio. Esto último es una característica común, ya que el 48,9% de las microempresas funciona en la vivienda del titular y el 38,1 por ciento utiliza vehículos que antes tenían uso familiar. En tanto, siempre dentro del grupo exitoso, sólo el 22% comenzó la actividad a partir de un crédito. En la mayoría de los casos exitosos, el financiamiento fue aplicado "en áreas clave relacionadas con una estrategia de inserción en el mercado" y en la compra de bienes de producción. De las 178 unidades encuestadas, el 75,4 por ciento había tomado al menos un crédito por intermedio del Programa Provincial de Microempresas, que depende del gobierno bonaerense, sin que esto garantice necesariamente el éxito del emprendimiento. Pequeñas iniciativas con requisitos comunes Para arribar al concepto de microemprendimiento es preciso considerar un sinnúmero de factores que exceden las variables económicas. Intervienen también cuestiones de tipo demográfico, educativo, sociocultural e institucional. Según la reglamentación de la ley 11.936, que establece el marco normativo del Programa Provincial de Microempresas y de la línea de crédito correspondiente del Banco Provincia de Buenos Aires, se considera microempresa toda unidad de producción de bienes y servicios con valores máximos de diez trabajadores empleados, activo fijo de 100.000 pesos y facturación anual que no supere los 240.000 pesos. También se tienen en cuenta otras definiciones, como la establecida en el Estatuto del Fondo Fiduciario de Capital Social, perteneciente a la ex Secretaría de Desarrollo Social de la Nación. Definición Allí se establece que microempresa significa actividad económica que reúne predominantemente las siguientes características: informalidad, pequeña escala, carácter familiar, autogeneración de empleo, uso intensivo de mano de obra, escasa organización y división del trabajo, baja productividad, escasa utilización de tecnología, reducida dotación de activos fijos y ausencia de crédito regular-. Según la letra de dicho estatuto, la microempresa de menores recursos, como guarismos orientativos, vende alrededor de 50.000 pesos al año y no emplea a más de cinco personas, incluyendo al propio empresario iniciador del proyecto. En Europa, por otra parte, se diferencia la small service enterprise, que tiene hasta 20 empleados, de la "small industrial enterprise", con hasta 50 agentes. En los Estados Unidos, el término predominante para definir estas iniciativas es small business.
X
 
04/01/01 Nota de interés

Las polleras dicen presente en la web

Inés Arribillaga, que desde hace tiempo dicta cursos para microempresarios, se decidió y en diciembre de 1999 lanzó en Internet el sitio emprendedorasenred.com.ar, con una inversión de apenas $ 300: -Al principio, aunque la idea fue mía, participaron del proyecto otras cuatro mujeres, pero en enero del 2000 yo tomé las riendas del portal. Mi idea era hacer un site que brindara servicios a los pequeños empresarios de todo el país y agrupara en un solo lugar toda la información destinada al sector, que sería actualizada periódicamente-, contó la emprendedora. Y agregó: -Además, quería que la página se convirtiera en una vidriera de negocios de mujeres a un precio accesible y, a la vez, poder traspasar a los microempresarios conocimientos sobre Internet y comercio electrónico-. El portal se lanzó oficialmente en diciembre del 2000, porque recién en ese momento Arribillaga consideró que tenía los contenidos suficientes como para ser presentado en sociedad. Hoy el site ofrece una amplia gama de secciones: negocios de mujeres clasificados por rubro; información para emprendedores sobre organismos oficiales y organizaciones privadas que atienden al sector, además de entidades que ofrecen microcréditos; capacitación con propuestas varias; asistencia y asesoramiento, que incluye un listado de asesores y consultores; temas de género, donde se pueden encontrar artículos que abordan la problemática de la mujer; busco socios; consultas y sitios para microempresarios. Además, los visitantes---pueden inscribirse para recibir el boletín del portal. -En el futuro vamos a incorporar comercio electrónico, entre microempresas (13213) y entre estas firmas y el público (B2C). Esta es una apuesta a largo plazo que pretende financiarse con publicidad -queremos convocar a compañías que ofrezcan productos y servicios para microempresas- y ventas (en este caso yo percibiría un porcentaje por operación)-, explicó Arribillaga, que por ahora trabaja sola, -aunque con la asistencia técnica de un proveedor de hosting-. Las emprendedoras que deseen tener una mención en el site deberán pagar, por adelantado, $ 30 para permanecer durante seis meses. Por su parte, las socias de la Red de Emprendedoras, una organización que fundó Arribillaga, tienen la posibilidad de estar en el portal pagando sólo la cuota de la entidad ($ 15 por mes). Ahora bien, las interesadas que pretendan contar con un espacio mayor (una página) *pueden contratar los servicios de mi proveedor, que cobra $ 60. Después deberán pagarme $ 10 mensuales de mantenimiento-, dijo la microempresaria, que prefirió mantener en reserva la facturación de la firma. Este año Arribillaga prevé incorporar un asistente administrativo. La emprendedora continúa dando cursos y el sitio le sirve para promocionar la capacitación. Hoy las propuestas de aprendizaje que ofrece demandan ocho horas y cuestan $ 50, son: cursos de PC (para dos personas), ventas y gerenciamiento para microemprendedores. EMPRENDEDORAS CON TOQUE PERSONAL Microempresa Establecimiento del Sol, Ubicación Valle Medio de Río Negro, Incio de actividades 1965, Negocio Producción de ají picante coreano, Inversión inicial s/d, Facturación mensual de $4900 a $8000 Microempresa www.emprendedorasenred.com.ar Ubicación capital, Incicio de actividades 1999, Negocio Portal con servicios para microempresas, Inversión inicial $ 300 Microempresa Leyendas de la Patagonia Ubicación Alto valle de Rio Negro, Incicio de actividades 1999, Negocio Elaboración de licores de Frutas finas, Inversión inicial $5000, Facturación mensual $2000,
X
 
29/12/00 Nota de interés

Pymes: Fondo de Capital de Riesgo

El Banco Credicoop y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), lanzaron conjuntamente el primer fondo local por un monto inicial de 20 millones de pesos, para capitalizar pymes . Una particularidad en esta modalidad de asociación, es que los dueños de las empresas retendrán su poder de decisión, porque el fondo aportará solo hasta un 49% del capital. El lanzamiento de un fondo para aportar capital de riesgo a empresas medianas y pequeñas es, sin duda, una iniciativa muy fuerte, que parte del convencimiento que tienen ambas entidades de que se pueden hacer muy buenos negocios con las empresas más chicas y de que estas constituyen, precisamente, el motor principal del desarrollo económico. El argumento que enarbolan los hombres del Credicoop es contundente: más de la mitad del PBI es generado por esa enorme y alicaída legión de pymes, duramente golpeadas por la recesión, que reclaman una urgente transfusión de fondos pare revitalizar su ca pital de trabajo y sacar la cabeza para seguir en pelea. El mercado financiero no ha sido particularmente permeable a estas necesidades, con tasas que oscilan entre el 16 y el 60% anual. Además, son pocos los bancos que están dispuestos a prestarles a las pymes. La historia no es nueva. Por un lado, las reglas de juego impuestas por la autoridad monetaria exigen muchas previsiones y, además, los bancos especialmente los de capital extranjero aducen que no pueden prestarle a cualquiera. Esgrimen, claro, el importante nivel de informalidad que ha caracterizado el comportamiento de muchas empresas. Por eso la disponibilidad de crédito en general ha estado orientada a los grandes conglomerados y corporaciones las que, además, tienen siempre asegurado financiamiento en variedad Y abundáncia en los mercados internacionales. También ha, jugado en contra de los más chicos el desconocimiento que hay en general sobre un sector tan extendido y sobre el cuál hay más dudas que certezas. Intentos para encarar el problema no faltaron, como cuando se pensó en abrirles a las pymes las puertas de la bolsa para que puedan colocar títulos de deuda, una jugada que no prosperó porque las AFJP prefirieron apostar a activos más seguros. Esta sequía de fondos para las empresas más chicas se hizo notar más intensamente en la medida que el clima recesivo se mantuvo y los bancos, especialmente de capital extranjero, aumentaron sus previsiones. -Esta tesitura incluso se hizo mucho más notoria a medida que la banca local fue paulatinamente concentrándose e internacionalizándose. Un proceso cuyos efectos negativos sobre las posibilidades de asistencia financiera a los segmentos medianos y pequeños ya advertimos oportunamente-, diagnostica Leonardo Blejer, gerente general del Credicoop. -Nuestra respuesta concreta frente al problema, dice, fue buscar nuevas alternativas, más flexibles y creativas que permitan recrear el vital circuito de financiamiento para esa enorme masa de empresas cuya continuidad productiva es vital para el crecimiento de la economía.- En este marco, la iniciativa lanzada por el BID y el Credicoop aporta una solución creativa para que un importante número de actividades que hoy están prácticamente paralizadas, vuelvan a .ponerse en marcha, apuntalando de esta manera el proceso de reactivación de la economía. La clave está en los proyectos En esta primera movida, ambas entidades ya desembolsaron el primer aporte de 6 millones de dólares cada una. El dinero del fondo será administrado por el Credicoop, que reivindica una tradicional filosofía de apoyo a este sector. Para ello justamente el banco creó, InverPymes SA, la empresa que tendrá a su cargo el gerenciamiento y administración del fondo durante toda su vida útil, -que será de 10 años y que esta constituida por la consultora española especializada Highworth y el banco, actuando como agente fiduciario el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). El fondo aportará capital de riesgo hasta un tope de U$S 1,5 millones. Además, las empresas recibirán asistencia tecnológica y de gestión y si el negocio es rentable se repartirán las correspondientes utilidades sobre la base de la proporción del capital aportado. Al cabo de cinco años de constituido, el fondo ofrecerá vender sus acciones a los dueños de la empresa. Ahora bien, ¿qué empresas podrán acceder a esta propuesta de capitalización? Todas aquellas que tengan como mínimo una facturación anual de 5 millones de pesos, hasta 100 empleados, buen management pero, sobre todo, proyectos viables y con fuerte potencial de desarrollo. -Nuestro objetivo es difundir el capital de riesgo como herramienta entre las pymes y demostrar que se puede ser exitoso aportando a empresas serias, que tengan buenos productos y buenas perspectivas de crecimiento-, precisa José Alberto Caruso, gerente de Análisis de Riesgo del banco. Y agrega: - La clave es descubrir a través de una minuciosa selección de proyectos aquellos que tengan estos atributos- Para detectar justamente el potencial de un determinado negocio, Inverpymes pasará por el tamiz de su Comité de Inversiones todos los planes e iniciativas que les sean presentadas. -Arrancaremos en enero, dice Blejer, realizando la evaluación de los primeros planes de negocios que se nos están presentando. Definida la viabilidad, inmediatamente comenzará el proceso de inversión, que puede tener una duración total de entre cuatro o cinco años, dependiendo de las características del negocio, si se trata de una actividad exportadora o volcada al mercado interno y otras variables.- -El fondo además no tiene limitaciones en cuanto a actividad o mercados, aclara, pudiendo beneficiarse con la capitalización una amplia gama de sectores como el metalmecánico, agroindustrias, plásticos o de servicios. -El otro aspecto importante, acota Caruso, es que este fondo no es como aquellos que desembarcan aquí para capitalizar, tomar el control de las empresas y luego venderlas. Por eso tiene que quedar claro que la primera opción de recompra de la porción remanente de capital siempre la tendrán los empresarios locales. -Nuestra idea, es entrar a la empresa, ayudarla a crecer, desarrollar el proyecto y obtener rentabilidad y luego darle finalmente la posibilidad al empresario a que compre nuevamente una porción de capital acrecentado -resume Blejer. Apostando al crecimiento Desde su creación, el banco Credicoop fue concebido como una institución claramente orientada a brindar un fuerte apoyo al desarrollo de las pymes. Es que este segmento fue y es el terreno natural de desarrollo institucional del banco, suelen explicar sus directivos. El crédito siempre fue escaso y de difícil obtención para las pequeñas y medianas empresas en el sistema financiero argentino Revertir esa situación fue, precisamente, el objetivo fundacional de los pequeños y medianos empresarios que transformaron 44 cajas de crédito de Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata en el banco cooperativo Credicoop en marzo de 1979, con la idea de poder brindar apoyo y el financiamiento imprescindible a una enorme cantidad de empresas que constituyen la masa crítica del crecimiento en los mercados libres y competitivos de todo el mundo. -Estos fundamentos se mantendrán siempre, más allá de cualquier coyuntura por más recesiva que sea. Hemos nacido para llenar una necesidad y seguiremos ese rumbo sin apartarnos de los objetivos - asegura Leopardo Blejer. Precisó el directivo que la filosofía de trabajo del Credicoop se traduce en realidades concretas: -Nosotros siempre decimos que no tenemos justamente un departamento o un área dedicada a las pymes, sino que todo el banco está involucrado en la tarea de brindar apoyo y servicios a las empresas medianas y pequeñas y también a las personas -asegura. En este marco, se generan permanentemente soluciones a las empresas más débiles. Los directivos del banco mencionaron como ejemplos, varias iniciativas, entre ellas, el mejoramiento de la calidad de las garantías recíprocas, la aceptación de cheques de pago diferido en ciertas condiciones de atomización del riesgo; la creación de una nueva categoría dentro del esquema tradicional de clasificación de carteras. -La idea, dice Caruso, es que haya una categoría intermedia, entre las carteras de consumo y comercial, que eleve la cota actual de 200 mil pesos hasta 500 mil. De esta forma consolidaríamos todavía más la fuerte acción del banco en los sectores más chicos, que nos ha permitido diferenciarnos claramente en el mercado. En ese sentido las cifras parecen darle la razón al directivo, mostrando una fuerte concentración, del 70% del total de la cartera de créditos orientada hacia esta franja, mientras que el resto está volcada a la banca individual. Pero esta aparente divisoria de aguas no es tan tajante, porque como aclara José Alberto Caruso, gerente de análisis de riesgo del banco, -en los servicios de banca individual están a su vez profundamente involucrados también los propietarios de muchas empresas pequeñas, sus empleados, sus proveedores... De todos modos, lo que es real y concreto es que el banco es especialista en servicios para pequeñas y medianas empresas, comercio exterior, microemprendimientos y banca personal - define el funcionario. En esta audaz propuesta de banca -multiservicio- a la entidad no parece haberle ido nada mal. Con U$S 1634,6 millones en depósitos, ocupa el 11a lugar en el total de bancos del sistema y es octavo entre los privados ; su cartera de préstamos asciende a U$S 1142,7, millones lo que lo coloca en el pelotón de los primeros doce privados del mercado; posee 217 filiales y activos por U$S 2.360 millones.
X
 
20/12/00 Nota de interés

Proyectos Sociales: Sin fines de lucro pero rentables.

Las organizaciones comunitarias son entidades que se definen por generar opciones de donación de recursos para la comunidad a través de la creación de fondos de inversión.-El modelo de desarrollo social en una comunidad debe estar basado en la dignidad, identidad y autonomía de todos sus miembros-, aseguran en la Fundación Comunitaria de Oaxaca. Se trata de una organización social mexicana, que fue creada en 1998 con el fin de impulsar la participación estructural, que implica que las personas se organicen dentro de su comunidad para poder controlar los eventos y procesos que afectan sus vidas. Captan recursos y los distribuyen en forma transparente y eficiente entre iniciativas de la sociedad civil que apunten a mejorar la calidad de vida de la población marginada y vulnerable de Oaxaca. Esta Fundación Comunitaria es una de las primeras organizaciones de su tipo en América latina. En los Estados Unidos, las fundaciones comunitarias son el sector de mayor crecimiento en la filantropía organizada. La primera nació en Cleveland (Ohio, Estados Unidos), allá por 1914, y las 500 que hay cuentan con un capital invertido de US$ 13.000 millones. Sólo el estado de Michigan tiene unas 66 fundaciones comunitarias, con un total de US$ 1.000 millones invertidos, que posibilitaron que durante 1998 los residentes del Estado recibieran US$ 80 millones en donaciones. Las fundaciones comunitarias son organizaciones sin fines de lucro que se definen por generar oportunidades de donación de recursos para la comunidad a través de la creación de fondos de inversión que, al ser reunidos en grandes cantidades y administrados de manera muy profesional. Además, generan una renta anual para financiar sus programas de desarrollo social y apoyar proyectos llevados a cabo por organizaciones sociales de la misma comunidad. Sus donantes, son individuos, familias, empresas o fundaciones corporativas con asiento en la misma comunidad que recibe los beneficios. VISION GLOBAL E INTEGRADORA. Toman a la comunidad como una unidad, tienen una visión global sobre los problemas y las oportunidades. Por otra parte, también trabajan en un área geográfica determinada -una ciudad, una región o un estado-, y dan respuesta a las necesidades cambiantes de la zona donde operan, promoviendo la filantropía y financiando programas de otras organizaciones sociales, actividades de soporte y acciones puntuales. Pero se diferencian del resto de las fundaciones porque tienen grandes sumas de capital invertido en colecciones de fondos aportados por diverso tipo de donantes. Cuentan con una relativa independencia para decidir el mejor destino de los recursos, con el fin de responder a los cambios de la comunidad. Además, están organizadas en tomo al compromiso de asistir a los donantes en la creación de fondos y de garantizar su distribución de acuerdo con los deseos de quienes los aportaron. El marco legal definido en los Estados Unidos para las fundaciones comunitarias determina que los fondos administrados deben ser perdurables en el tiempo. Estas fundaciones apuntan al beneficio de sus comunidades en el largo plazo y para las generaciones futuras, condición que garantizan los bancos depositarios y los directorios de las organizaciones, que son elegidos de acuerdo con los principios de equidad y diversidad. Esto supone que debe representar los intereses de la comunidad, en el sentido más amplio. Las políticas, prioridades y restricciones adoptadas por cada entidad se informan al público, para maximizar las posibilidades de participación, y se revisan periódicamente para garantizar que reflejen las preocupaciones de la comunidad. Asimismo, actúan como facilitadoras, lideran el proceso filantrópico, involucran a la comunidad en la búsqueda de solución a las necesidades, median entre los donantes y los beneficiarios, e incrementan el rendimiento de los recursos por medio de una distribución eficiente y de la reducción dé los costos de recaudación y administración. El New York Community Trust cree que las sociedades prosperan cuando las personas deciden unirse. Esa filosofía la convirtió en la fundación comunitaria más grande de los Estados Unidos. Creada en 1924, lidera desde entonces la filantropía comunitaria en la ciudad de Nueva York, con más de 1.300 fondos que suman US$ 2.000 millones. El destino de cada dólar de los US$ 130 millones donados durante 1999 fue investigado por el staff de la fundación y aprobado por su directorio, integrado por 12 neoyorquinos reconocidos que pertenecen a diversas organizaciones, además de los 16 bancos depositarios. EXPERIENCIAS A LA ARGENTINA. En el mercado local, todavía no hay organizaciones sociales que cumplan con todas las características de las fundaciones comunitarias. Pero, en los últimos años, al amparo de los barrios cerrados, comenzaron a surgir algunas que se orientan en ese sentido. Por ejemplo, Por Pilar fue creada hace sólo cuatro meses, con el objetivo de acercar e integrar a la ciudad de Pilar con las nuevas urbanizaciones de la zona. Esta fundación acerca a la zona propuestas culturales pagas y gratuitas. Además, tiene un programa social que comenzó a desarrollar un plan para conseguir tierras donde construir viviendas por autogestión. Preocupados por el futuro de la zona, sus máximos responsables pidieron un presupuesto a especialistas en planeamiento urbano de la Universidad de Harvard, con el fin de aportar ideas a la intendencia de la zona. A1 respecto, Haydée Burgueño, socia fundadora de la entidad, explica que buscan soluciones para los problemas de la comunidad y apuntan a trabajar de manera coordinada con el municipio para unir energías y evitar la dispersión de recursos que producen los esfuerzos aislados. El intendente de Pilar es miembro del comité ejecutivo, mientras que el empresario Enrique Ruete Aguirre (HSBC) es el que preside el directorio, que también está integrado por otros hombres de negocio de primera línea. En Talar de Pacheco, ubicado en el partido de Tigre, hace un año que obtuvo su personería jurídica Dignidad, una asociación civil cuyo objetivo, cuenta su vicepresidente, Marina Pietz, es cambiar la realidad de la gente de la zona que tiene carencias. Los talleres de capacitación con salida laboral real, sustentada en los contactos de la asociación, apuntan a que los vecinos de la zona comprendan que los nuevos barrios no son una amenaza, sino una oportunidad para mejorar su calidad de vida. El programa Mujeres 2000 otorga créditos a jefas de hogar para encarar microemprendimientos productivos. La Fundación Dignidad ayuda económicamente a la parroquia de la zona para que atienda los casos especiales. Por su parte, la Fundación Del Viso ya tiene doce años de existencia y muchos de sus proyectos fueron convertidos en realidad. Su presidente, Marcos Citrymblum, da cuenta de que en las zonas de countries no se ha construido ningún barrio con criterio social; por lo menos, en los últimos cuarenta años. La fundación tiene, en la etapa inicial, un plan de viviendas con cuotas accesibles para sectores medios y medio bajos. LA INCLUSIÓN, UN DESAFIO. Elena Vila Moret, consultora de la Fundación Kellogg, investigó sobre fundaciones comunitarias en los Estados Unidos y la Argentina y llegó a la conclusión de que para que haya una fundación comunitaria fuerte es condición necesaria que exista, antes, un sentimiento compartido de comunidad. "Veo que la tendencia en el mercado local todavía es la fragmentación social: no existe aún una cultura filantrópica ni del pago de impuestos, lo que explica por qué las fundaciones locales optan por desarrollar recursos a través de la organización de actividades o acontecimientos convocantes que promover inversiones en el futuro de las comunidades", opina. Las fundaciones creadas desde los barrios cerrados, en general, se nutren de socios de puertas adentro. A propósito, Vila Moret señala en su trabajo la "importancia de crear vínculos reales entre los residentes de los barrios cerrados y el resto de la comunidad, para asegurar de esta manera la institucionalización y legitimación de las fundaciones, como un actor líder en donaciones en la comunidad". Frances Hesselbein, directora ejecutiva de la Fundación Drucker, dice que es responsabilidad de las organizaciones del sector social -liderar el cambio hacia una nueva era de inclusión, cohesión y compasión-. En la filosofía de las organizaciones comunitarias, el sentido de comunidad supera cualquier objetivo o interés personal. La visión de Hesselbein y de las fundaciones comunitarias supone transmitir y extender la conciencia de que las sociedades deben dar lugar a todos y asumir el compromiso de una mirada integradora, donde los problemas no son de quienes los padecen, sino de toda la comunidad donde se manifiestan. Cómo invertir en el futuro Establecer un fondo requiere dar un paso sencillo y corto. Gracias a su envergadura, las fundaciones comunitarias pueden mantener su estructura cobrando a los donantes un fee reducido. De ese modo, preservan el dinero para acciones sociales. El fee pagado es insignificante comparado con las deducciones de impuestos garantizadas por ley a los donantes de fundaciones comunitarias, clasificadas como caridad pública. Para las personas con interés filantrópico, siempre es menos costoso establecer un fondo en una fundación comunitaria que crear una fundación familiar o corporativa, organizaciones privadas que no cuentan con los mismos beneficios legales Y de impuestos. Las inversiones no necesariamente son grandes, la Fundación Comunitaria del Gran Memphis cuenta con fondos que van desde los US$ 5.000 a los US$ 9 millones. Los donantes pueden elegir tomar el servicio irrestricto de las fundaciones y darles libertad para decidir el destino de las rentas producidas por sus fondos hacia las necesidades más apremiantes de la comunidad en el presente y en el futuro. 0 también pueden reservarse el privilegio de decidir a qué tipo de programas o grupos se destinan sus recursos. Sin embargo, una de las principales ventajas de las fundaciones comunitarias es su flexibilidad. Dado que enfocan la comunidad en forma integral y permanente, pueden atender al cambio en las necesidades y en las oportunidades, y así logran incrementar el beneficio. Y, por ende, el rendimiento del dinero depositado.
X
 
18/12/00 Nota de interés

Nuevo Servicio de CAME: Comercio Exterior y Certificados de Origen

La Dirección de Servicios de CAME ha finalizado la selección de propuestas para desarrollar el Departamento de Comercio Exterior. El mismo abarcará la emisión de Certificados de Origen, algo muy esperado por las Cámaras ligadas a CAME, cursos de capacitación y también contactos y misiones comerciales. El área dependerá de la Dirección de Servicios, a cargo de José A. Bereciartúa, y la persona que coordinará y gerenciará el proyecto es la Sra. Gloria Funes, con amplia experiencia en el tema y con el asesoramiento de un grupo de profesionales reconocidos, entre el que se destaca el Dr. Aldo Fratalocchi. Realizará un importante apoyo y colaboración en el área comercial el Lic. Daniel Olguín, un profesional con perfil empresario que desde hace años colabora con empresas que buscan los mercados extranjeros. El proyecto que se pondrá en marcha en CAME es muy ambicioso, desarrollando un área que numerosas cámaras de todo el país han estado reclamando desde hace tiempo, en un momento en el queda claro que la Argentina necesita hacer crecer mucho más sus exportaciones para salir de la crisis. En cada región del país esto mostrará a muchas cámaras trabajando para dar un nuevo servicio a sus socios y generar recursos para el financiamiento de las entidades. Las entidades que estén interesadas deben enviar un fax al respecto a CAME 011 4342-1529, o un e-mail a servicios@came.org.ar, a nombre de Sr. Director de Servicios.
X
 
18/12/00 Nota de interés

CAME pidió un cambio en el rumbo económico.

Almuerzo día del Comercio. La Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME) celebró el Día Nacional del Comercio con un fuerte reclamo de cambio en las políticas económicas actuales que impulsa el gobierno nacional y que excluyen a millones de argentinos. Ante la presencia de más de 500 dirigentes representantes de las Confederaciones, Federaciones provinciales, Cámaras, Centros Comerciales de todo el país y del Gobierno nacional, CAME advirtió sobre una crisis que atraviesa el país "sin precedentes". El encuentro se desarrolló en el Palacio San Miguel, de esta Capital, y estuvieron presentes también el Secretario de Defensa de la Competencia y el Consumidor, Carlos Winograd, el Secretario Pyme Enrique Martínez, el Secretario de Finanzas de la Nación, Daniel Marx, el Secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Virgilio Loiacono, el Ministro de la Producción de la Provincia de Buenos Aires Federico Scarabino, el representante sectorial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Héctor Castello, entre otros funcionarios y representantes de diferentes sectores sociales. Principales conceptos del discurso de Osvaldo Cornide: "El comercio interior es el alma de los estados" señaló el General Manuel Belgrano, para definir el insustituible papel del sector mercantil en la distribución de bienes y servicios. Esa afirmación continúa vigente hoy, aunque para la pequeña y mediana empresa, que da trabajo al 75% de la mano de obra ocupada y factura más de 100.000 millones de pesos anuales, la crisis alcanzó una gravedad sin precedentes. Esto no lo decimos desde la teoría, sino desde la realidad práctica, que nos da la conducción de una entidad genuina, representativa y federal. En efecto CAME, con sus 953 cámaras y centros comerciales y 27 federaciones provinciales y específicas diseminadas a lo ancho y a lo largo del país, constituye un termómetro fiel de lo que ocurre en la economía nacional. En estos tiempos confusos es bueno reiterar que la CAME no es un sello de goma ni un grupo de lobbistas ni tampoco el apéndice de ningún partido político. Es una organización concreta y seria y como tal puede describir como se encuentra el país a fines del año 2000. Nunca hubiésemos pensado los argentinos que este final o principio de milenio, nos iba a encontrar con una sociedad tan fracturada y un país tan maltrecho. Con millones de compatriotas sin trabajo y que han dejado de ser consumidores. Decenas de miles de colegas han quebrado o están a punto de hacerlo, pese al esfuerzo de años de trabajo. Las provincias, agotadas por crisis o malas administraciones. Las economías regionales, quebradas. Los jóvenes, desesperanzados y queriéndose ir del país. La mayoría de los jubilados, con ingresos insuficientes y sin las protecciones básicas. Mientras esto ocurre y mientras la inseguridad crece día a día, producto de la exclusión social, una gran parte de la dirigencia mira para otro lado. Debatir y aprobar el presupuesto es importante. Negociar con el FMI también. Pero hay cifras, hay problemas, hay interrogantes, que no se pueden dejar de lado si se quiere ir a los temas de fondo. ¿Por qué el contrabando y la subfacturación siguen agrediendo al empresariado nacional? ¿Por qué se privilegia con rebajas de aportes patronales por mil millones de dólares a hipermercados y empresas públicas privatizadas? ¿Por qué se subsidia a los concesionarios de los ferrocarriles con más de 200 millones de dólares anuales?¿Por qué se subsidia con casi 100 millones de dólares a las empresas de peaje que además cobran las tarifas más caras del mundo? ¿Por qué se sigue permitiendo la instalación indiscriminada de hipermercados violando normas de urbanismo y de lealtad comercial y aumentando la desocupación? ¿Por qué el sector comercial PYME con más de un millón de empresarios no tiene un ministro, ni siquiera un secretario o un subsecretario específico a quien recurrir, mientras las grandes cadenas disponen de sus embajadores y de los funcionarios cómplices que acatan sus pedidos? A esta altura queremos ser absolutamente claros: nosotros hemos discrepado y discrepamos con este modelo o como se lo quiera llamar. Lo hemos afirmado en el Luna Park en 1995. Lo reiteramos en la Caravana a Plaza de Mayo en 1997 y en la marcha al Congreso del 19 de octubre. Y esto no es un problema de carácter ideológico. Es una posición en defensa propia, en defensa de nuestras empresas, en defensa de nuestros barrios, en defensa de nuestras provincias, en defensa de nuestros hijos, en defensa en suma, de la concepción que querían para nuestro país nuestros próceres como Belgrano. Y no nos van a decir que somos retrógrados o estatistas, porque apoyamos y apoyaremos todas las medidas que signifiquen la modernización del país. Defendemos al mercado y a la iniciativa privada pero tenemos que denunciar el abuso y la usura. • no nos pueden pedir más eficiencia cuando pagamos las tasas de interés más caras del planeta. • no nos pueden pedir más eficiencia cuando nos asaltan literalmente con servicios públicos de tarifas impagables. • no nos pueden pedir más eficiencia cuando nos cobran impuestos distorsivos y confiscatorios y encima no nos permiten defendernos, porque los jueces han sido suplantados por meros funcionarios. Nosotros soñamos con un país diferente. Nosotros queremos un 2001 mejor. Nosotros necesitamos un cambio de rumbo y se lo pedimos a todos los sectores políticos. Las PYMES no tienen bandería partidaria y junto a los sectores laborales están dispuestas a poner el hombro para que la Argentina salga adelante. Por encima de los credos e inspirados en la Doctrina Social de la Iglesia, rogamos que Dios nos ilumine. Felicidades y gracias", concluyó el presidente de CAME.
X
 
18/12/00 Nota de interés

Informe desde Chaco: -Los funcionarios deben procurar el bien común-

Con numerosos asistentes, se realizó la mesa debate acerca de la Ley de cierre dominical de los Supermercados, convocado por el Equipo de Pastoral Social de la Diócesis de San Roque, integrando el panel el Dip. Lino Orsolini, José Luis Valdés, vicepte. 1° de Fechaco y Delegado Regional de CAME, José Canteros por Empleados de Comercio, Gustavo Ferrer (supermercadista) y el Dip. Eduardo Colombo. Fue moderador Pedro Bikesbaker de la Pastoral Social. En el aspecto religioso se destacó el descanso dominical por medio de la cual se quiere lograr un encuentro regenerador de Dios con sus hijos y el encuentro de los hermanos entre sí, pertenezcan a cualquier religión. En el aspecto humano los disertantes y en todos los aportes sucesivos se resaltó la necesidad de salvaguardar a la familia, que disfruta reunirse ese día para recomponer los lazos y vínculos que hacen a la digna consolidación de las personas. En el aspecto económico se mostró que el hecho del cierre de los grandes centros comerciales permitiría un respiro a los pequeños comercios que se beneficiarían con las migas que caen del banquete de los poderosos. Si pensamos que la mitad de los chaqueños vive con un peso diario, no queda ninguna duda. En la faceta comercial parece que la explotación indiscriminada del trabajador debería salvar la empresa, pero no convence el rinde de una empleada o empleado mal descansado, mal considerado y a veces mal reconocido en su sueldo y sobre todo en sus derechos humanos. En el aspecto financiero se destacó la necesidad imperiosa de hacer frente y revertir los efectos nocivos de la globalización. Todos invocaron un cambio de modelo, para refundar un pacto social que permita rever la relación mercado-usuario, copiando de las naciones centrales los criterios y orientaciones más acordes a nuestras necesidades y sensibilidades. Es necesario recordar a nuestros Mandatarios del Poder Legislativo y Ejecutivo (los únicos que elegimos) que nosotros los mandantes le pedimos y exigimos procuren el bien común, el de la amplísima mayoría, que de lo contrario no se sentiría representada por ellos en sus años de mandato.
X
< 1 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 >
Mostrar resultados de 1653
Ver versión de escritorio