Cargando...
 
13/10/17 Nota de interés

El boom de las ferias y festivales

Cada vez hay más propuestas para toda la familia que combinan stands de ventas de productos varios, espectáculos culturales, espacios para chicos y buena gastronomía. ¿En qué consisten estas propuestas y cómo se organizan? ¿Cómo se monetizan? ¿Negocio en sí mismo o una unidad más de un negocio más integral?

Cada vez hay más propuestas para toda la familia que combinan stands de ventas de productos varios, espectáculos culturales, espacios para chicos y buena gastronomía. ¿En qué consisten estas propuestas y cómo se organizan? ¿Cómo se monetizan? ¿Negocio en sí mismo o una unidad más de un negocio más integral?
Eb tiempos líquidos, donde la gente cada vez más vive vidas virtuales y se relaciona de manera virtual, ciertos espacios empiezan a adquirir más relevancia. Espacios donde la gente se puede juntar, compartir una actividad cultural, recrearse y, ya que estamos, comer. No se trata de una oposición al mundo virtual. De hecho, la mayoría de estas propuestas se comunican vía Internet: portales, redes sociales, mailing… las nuevas tecnologías permiten llevar las propuestas al nicho selectamente buscado.

Se trata de ferias y festivales que, a diferencia de las exposiciones tradicionales – Feria del Libro, Expo Muebles, Expo Diseño-, plantean propuestas mucho más chicas en volumen, con menor duración en el tiempo, pero más constantes (un fin de semana al mes, por ejemplo), en lugares públicos o semipúblicos y con la gastronomía como un eje fundamental, sino el principal.

La vuelta de las ferias

Hasta principio de la década de 1990, era muy común que la gente comprara sus alimentos en ferias barriales. En cada barrio había una en que había carnicerías, verdulerías, pollerías, pescaderías, almacenes entre otros rubros. En los 90´, florecieron las cadenas de supermercados y las ferias- en general predios municipales- fueron cerrados. Unas pocas quedaron en pie.

Hoy, el concepto de comprar alimentos de este tipo en ferias está volviendo en una versión más sofisticada. Sea en las viejas ferias que quedaron en pie o en las ferias itinerantes barriales,  o en aquellas que se arman y desarman para eventos puntuales.

Ese es el caso de Sabe la Tierra, una feria de alimentos que se replica en distintas zonas de la Ciudad y del Conurbano, periódicamente. La organización nació en 2010 para promover la sustentabilidad a través de un mercado de pequeños productores.

“Difundimos todo lo que tiene que ver con el comercio justo, el consumo responsable, la alimentación saludable, el desarrollo sustentable y el desarrollo local. Promovemos el paradigma de la sustentabilidad”, explica Angie Ferrazzini, de 48 años, organizadora de la propuesta.

En 2010 empezaron con 30 productores y hoy tienen siete mercados en marcha y una red de 350 productores.

Para toda la familia

Joaquín Neyra es creador y organizador del festival Wateke que el mismo define como un “proyecto para toda la familia”. “Creíamos que era algo que no había en formato familiar. La idea era poder mezclar en un lugar propuestas de música, entretenimientos y comida, al que puedan asistir padres con sus hijos y que también hubiera actividades para ellos”, cuenta.

A diferencia de otros festivales, Wateke apuesta mucho a la estructura de producción y la puesta en escena en el lugar: “Es un festival de lifestyle con mucho impacto visual. Apuntamos mucho a familias jóvenes, de entre 25 a 45 años que ven cosas creativas e innovadoras y eso genera sorpresa y alegría”.

Desde el barrio

María de la Paz Monzón es, junto a Lucía Braude, organizadora de la feria La Minga, una feria- festival de arte y diseño que hacen cada dos meses en el Centro Cultural La Minga en Boedo. “Hago ferias desde hace un montón de tiempo. Hay toda una movida muy grande cultura y de muchas actividades que se generaron en ese Centro Culturaly veía que se podía hacer una feria importante y por eso presenté el proyecto”, relata Monzón.

“Es un espacio para que microemprendedores puedan vender de manera directa. La idea es que puedan acercarse al consumidor y que puedan vender más, al estar a la mano de todo”, cuenta Monzón. Se trata de una propuesta con una impronta bien barrial, con 24 stands en funcionamiento cuando se hace dentro del Centro Cultural. Dos veces por año, organizan la feria en la calle y llegan a 35 puesteros.

Con formato de feria barrial o con una apuesta mayor, las ferias y festivales son más que una moda. Siempre intentando combinar las tres pasiones familiares: las compras, la comida y el entretenimiento. Son negocios que, en distintas escalas, llegaron para quedarse.

X
 
11/10/17 Nota de interés
Institucional

Recomendamos lectura:
“Con nueva ley de ART, 84% de las demandas no terminan en juicio”

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recomendamos lectura de la siguiente nota publicada en el sitio web de El Cronista Comercial titulada “Con nueva ley de ART, 84% de las demandas no terminan en juicio”.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recomendamos lectura de la siguiente nota publicada en el sitio web de El Cronista Comercial titulada “Con nueva ley de ART, 84% de las demandas no terminan en juicio”.

Captura de pantalla 2017-10-11 12.56.12

Para acceder a la nota completa, haga clic aquí.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 11 de octubre de 2017

X
 
10/10/17 Nota de interés

Productores de arándanos dan inicio a la campaña 2017

El lunes 9 comenzó la semana del arándano que continuará hasta el 15 de octubre, en el mes de mayor producción del fruto en el país. La campaña busca incentivar el consumo local, y durante la semana podrán encontrarse distintas mesas de promoción de la fruta en supermercados, restaurantes, escuelas, universidades, empresas y lugares de consumo.

El lunes 9 comenzó la semana del arándano que continuará hasta el 15 de octubre, en el mes de mayor producción del fruto en el país. La campaña busca incentivar el consumo local, y durante la semana podrán encontrarse distintas mesas de promoción de la fruta en supermercados, restaurantes, escuelas, universidades, empresas y lugares de consumo.

Resultado de imagen para arándanos

De acuerdo a datos estimativos del sector las exportaciones del arándano fresco alcanzarían las 18.000 toneladas que representa un 5 % de incremento respecto de 2016 y proyecta exportar un 63 % de la producción a EE.UU.-Canadá, 21 % a Inglaterra y 16 % distribuido entre Europa continental y otros destinos. “Si bien logramos mantener la tendencia de producción de los últimos años el foco actual está puesto en mejorar la calidad y diversificar los mercados garantizando el sabor acidulado que distingue a nuestro fruto”, sostuvieron desde el Comité Argentino de Blueberries (ABC), entidad adherida a CAME.

Asimismo, los productores de arándanos buscan potenciar el consumo local del fruto. “Nos planteamos el desafío a mediano plazo de desarrollar el mercado interno ofreciendo un producto de exportación adaptado a las exigencias de los consumidores locales que requieren una alta calidad a precios accedibles”, afirmaron miembros de ABC, que pusieron en marcha la campaña local “Mejor con Arándanos”.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 10 de octubre de 2017

X
 
10/10/17 Nota de interés

Aceites no solo de oliva

Nuestro país produce unas 32 mil toneladas anuales de aceite de oliva, principalmente en las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca. Si bien se exporta prácticamente el 70 % de esa cantidad, el resto conforma la principal y, hasta hace poco casi única, fuente de abastecimiento de aceite de alta gama, en el caso de los virgen extra, para el mercado local.

Nuestro país produce unas 32 mil toneladas anuales de aceite de oliva, principalmente en las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca. Si bien se exporta prácticamente el 70 % de esa cantidad, el resto conforma la principal y, hasta hace poco casi única, fuente de abastecimiento de aceite de alta gama, en el caso de los virgen extra, para el mercado local.

Resultado de imagen para aceite de oliva

En este rubro en particular, tanto la producción como la comercialización se encuentran atomizadas. Ello explica la presencia fundamental de pequeñas e incluso microempresas dentro de su cadena de valor. En el caso de la mendocina Siete Caminos, por ejemplo, se trata de una empresa familiar que vendió, en la primera etapa del año, unos 400 litros mensuales de aceite de oliva virgen extra, que comercializa a US$ 7, 50 en litro. Ello significó una ampliación del 35 % en la demanda.
“La calidad de nuestros aceites comienza a partir del cuidado que personalmente brindamos al olivar, manteniendo como premisa la sanidad de las aceitunas. La variedad predominante en nuestros cultivos es la arbequina, que se caracteriza por su aroma y sabor suave y frutado, con un picor poco invasivo. Como nuestra fábrica está muy cerca de los olivos, la molienda es casi inmediata luego de la cosecha”, precisa Carolina Zamarbide, socia del proyecto.

La iniciativa encuentra en las ferias de productos agrícolas su principal canal de comercialización. “También solemos participar de rondas de negocios con ejecutivos de supermercados para obtener mejores condiciones de contratación. Esperamos seguir ampliando nuestra red de distribución y mantener la calidad de nuestro producto, ya que  a nuestro criterio, es la única forma de posicionarnos como marca”.

Nuevos orígenes y productos

De un tiempo a esta parte, no solo el aceite de oliva virgen extra compite en el mercado de alta gama. En este proceso de diversificación tanto de regiones elaboradoras como de productos, se suman nuevos tipos de aceites, al menos para la Argentina. Es el caso del proveniente de la canola, a partir de la semilla de la planta homónima, que sí se emplea muy extendidamente en el norte de Europa.

En Villa Elisa, provincia de Entre Ríos, la firma Hambis produce un aceite menos ácido y de sabor mucho más suave que otros productos de su tipo, además de contener la mitad de las grasas saturadas y hasta diez veces más Omega 3, en comparación con el de oliva, según destacan en el emprendimiento.

Con un promedio de ventas de 1.500 litros mensuales en lo que va del año, la firma comercializa su aceite en dietéticas, supermercados y mercados de productos naturales.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 10 de octubre de 2017

X
 
10/10/17 Nota de interés

Un gran corredor ecoturístico en el litoral argentino

Iguazú, Moconá, Iberá, El Impenetrable y Bañado La Estrella tienen mucho en común: son lugares donde la naturaleza es pura, impresionante. Hay ríos, selvas, lagunas, paisajes que dejan sin aliento y, por supuesto, las megaestrellas: sus parques nacionales, una Maravilla Natural del Mundo y dos de los humedales más importantes del país. Destinos donde los turistas se acercan para conectarse con un costado distinto, lejos de las grandes ciudades.

Iguazú, Moconá, Iberá, El Impenetrable y Bañado La Estrella tienen mucho en común: son lugares donde la naturaleza es pura, impresionante. Hay ríos, selvas, lagunas, paisajes que dejan sin aliento y, por supuesto, las megaestrellas: sus parques nacionales, una Maravilla Natural del Mundo y dos de los humedales más importantes del país. Destinos donde los turistas se acercan para conectarse con un costado distinto, lejos de las grandes ciudades.

Mapa del acuerdo


Desde el Gobierno buscan darle un mayor lugar a esta potente oportunidad y buscan, así, fortalecer y posicionar a nivel nacional e internacional un gran corredor con eje en las actividades ecoturísticas y el turismo sustentable.
Entre otras cosas, el acuerdo prevé preservar estas áreas, fortalecer la conectividad aérea y terrestre y crear una marca que nuclee este megacorredor. La inversión directa en infraestructura turística proyectada para la zona es de más de 350 millones de pesos. Con esto quieren crear oportunidades de desarrollo equitativo, hacer crecer la oferta turística, atraer inversiones privadas y generar empleo. Un dato no menor: el proyecto podría beneficiar a más de 380 mil personas en 36 localidades.
Cómo son estos lugares únicos

Los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay, Bermejo y Pilcomayo, y las rutas nacionales 12 y 14 son las vías de comunicación que conectan los principales destinos y vinculan las diferentes actividades turísticas que se disfrutan en el corredor.

Iberá
Iberá, Corrientes

Vida silvestre y atardeceres increíbles en el corazón de Corrientes. Con aproximadamente 13.000 km2, es el humedal dulce más importante y grande de Argentina. El área, centrada en la laguna Iberá, posee esteros, bañados y lagunas que dominan el paisaje. Habitan más de 4.000 especies de flora y fauna: el 30% de la biodiversidad de todo el país. Es Reserva Natural, Parque Provincial, Área de importancia para las aves (AICA) y Sitio Ramsar Internacional.

Iguazú

Cataratas del Iguazú

El increíble Parque Nacional es Patrimonio Mundial declarado por la UNESCO. Además, las Cataratas son también una de las nuevas Maravillas Naturales del Mundo. Por su parte, el Parque Provincial Moconá, con saltos únicos que corren de forma lateral al curso del río, actúa también como núcleo de la Reserva de Biosfera Yabotí y El Parque Provincial Esmeralda.

Bañado La Estrella
Bañado, La Estrella

El tercer humedal más grande de Sudamérica, poco profundo, con vegetación abundante y numerosas especies de animales que se pueden avistar y disfrutar de viaje por la zona.

El Impenetrable
El impenetrable, Chaco

La naturaleza inexplorada. Posee una altísima biodiversidad y un bosque nativo en excelente estado de conservación. Es un lugar único y de vital importancia para conservar la riqueza del monte chaqueño.


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 10 de octubre de 2017

X
 
09/10/17 Nota de interés

La Argentina, el país con más colmenas del Hemisferio Sur

La apicultura ocupa un lugar destacado en la producción agropecuaria de la Argentina. La miel producida en nuestro país es considerada una de las de mejor calidad en el mundo. Actualmente la Argentina es el segundo exportador del producto, detrás de China que es el mayor productor y exportador del planeta.

La apicultura ocupa un lugar destacado en la producción agropecuaria de la Argentina. La miel producida en nuestro país es considerada una de las de mejor calidad en el mundo. Actualmente la Argentina es el segundo exportador del producto, detrás de China que es el mayor productor y exportador del planeta.

El crecimiento de la actividad vivido entre los años 2000 y 2004 hizo que la apicultura se desarrollara en todo el país, aumentando el número de productores y colmenas. “Esto produjo la expansión de la producción apícola, que básicamente estaba radicada en la pampa húmeda, a casi todas las provincias de nuestro país, no sólo por ser fuente de productos naturales sino también por la excelente cualidad que posee la apicultura como factor de desarrollo rural y familiar de las comunidades”, explica Diana Guillén, presidenta del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), organismo descentralizado del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Las referidas condiciones también fueron la base para que en la última década el sector apícola se organizara e invirtiera en tecnología, siendo fuertemente acompañado por el Estado nacional a través de sus organismos técnicos. Así, la Argentina se ubicó como uno de los países con mayor desarrollo científico técnico a nivel mundial.

También debe enfatizarse el valor social y ecológico que tiene la apicultura. La crianza y multiplicación de abejas contribuye singularmente con la biodiversidad ambiental y la producción de alimentos. La FAO estima que por cada dólar de ganancia por la producción de miel, se están generando quince dólares por la acción benéfica de este insecto durante la polinización de cultivos relacionados con la producción de alimentos.

En ese marco, el Senasa diagramó sistemas de gestión y control de la cadena productiva y sus respectivas normativas de trazabilidad, que tienen en cuenta las necesidades del mercado interno y los diferentes requerimientos de los mercados externos a los que se envía la miel argentina. “Si bien estos sistemas no eran nuevos en el mundo, sí fue novedosa su aplicación en un país con un gran número de colmenas”, refiere Rodolfo Bottini, director nacional de Sanidad Animal del Senasa.

En la Argentina, actualmente, unos 25 mil productores apícolas trabajan con alrededor de 3 millones de colmenas, siendo el país de mayor cantidad de ellas en el Hemisferio Sur. Las colmenas se ubican principalmente en las provincias que conforman la región de la pampa húmeda. Casi el 50 % del total de ellas están en la provincia de Buenos Aires. Otro 35 % se reparte entre Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Entre Ríos. El 15 % restante se distribuye en el resto del territorio nacional. Con excepción de Tierra del Fuego, todas las provincias argentinas explotan colmenas comercialmente.

“Además, la cadena apícola sostiene económicamente a casi 100 mil familias, entre productores y otros actores vinculados a la comercialización de estos productos e insumos, y representa una de las principales actividades para la agricultura familiar y las economías regionales”, explica Nicolás Winter, a cargo de la Dirección de Programación Sanitaria del Senasa.

Durante el 2016, los principales compradores de miel de la Argentina fueron los Estados Unidos, con 43.331 toneladas (67 %); Alemania, con 5.509 toneladas (8.5 %); Japón, con 3.493 toneladas (5.4 %); Arabia Saudita, con 2.164 toneladas (3.7 %); Canadá, con 2.058 toneladas (3.2 %); Italia, con 1.366 toneladas (2.12 %); e Indonesia, con 1.139 toneladas (1.7 %).


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 9 de octubre de 2017

X
 
09/10/17 Nota de interés

Alta Gracia, Patrimonio Mundial de la Humanidad

Destino privilegiado si los hay, la provincia de Córdoba se destaca por la riqueza de su patrimonio histórico y cultural, la permanencia de modos de vida y costumbres tradicionales, los museos, espectáculos y festivales en cada pequeño pueblo, el turismo religioso, los hermosísimos paisajes y la alegría de su gente.

Destino privilegiado si los hay, la provincia de Córdoba se destaca por la riqueza de su patrimonio histórico y cultural, la permanencia de modos de vida y costumbres tradicionales, los museos, espectáculos y festivales en cada pequeño pueblo, el turismo religioso, los hermosísimos paisajes y la alegría de su gente.

En Córdoba se encuentra uno de los pocos sitios de patrimonio mundial del país: la Manzana y las Estancias Jesuiticas, inscriptas por UNESCO en el año 2000. El “Camino de las Estancias Jesuiticas reúne los testimonios de la presencia y la acción de la Compañía de Jesús a los largo de los siglos XVII y XVIII.

Llegar a la ciudad de Alta Gracia por pintorescos caminos rodeados de verde intenso, perfume de azahares y ríos que bajan desde las sierras, produce la emoción de estar en “tierra bendecida” por la Naturaleza. El recorrido atraviesa los impactantes paisajes de Santa Rosa de Calamuchita, Los Reartes, Potrero de Garay, San Clemente, Falda del Carmen y permite arribar a una localidad teñida de historia y calidez. En la ciudad nos recibe Virginia Álvarez, informante turística quien se encuentra en el edificio del Reloj Público,  monumento diseñado para conmemorar el 350 aniversario de la Ciudad.

EL CAMINO DE LAS ESTANCIAS JESUITICAS

Este itinerario turístico cultural permite descubrir y conocer los valores patrimoniales asociados a hermosos paisajes, tradiciones y costumbres que marcan la identidad de Córdoba.

La Estancia Alta Gracia se encuentra en pleno centro de la ciudad, y es una de las seis que conforman el mencionado Circuito.  La misma fue organizada por los jesuitas a partir de 1643, cuando las rancherías, corrales y sectores de quintas y chacras fueron reemplazados por el trazado urbano actual. Este “templo” es en la actualidad la Iglesia Parroquial y el Museo Nacional “Estancia de Alta Gracia-Cada del Virrey Liniers” el cual atesora importantes objetos de siglos pasados. Completan el recorrido la Estancia Santa Catalina, La Candelaria, Estancia de Caroya, Estancia Jesús María y la manzana jesuìtica Córdoba Capital.

 

NATURALEZA INTEGRADA A LA CIUDAD

En este destino del norte cordobés los turistas podrán encontrar cultura combinada con Naturaleza. Los caminos sinuosos y los ríos serpenteantes con agua cristalina y el cielo diáfano atrapan el espíritu de cada visitante. Alta Gracia ofrece rincones inolvidables para relajarse y contemplar el verde paisaje,  alejándose del frenético ritmo de las grandes urbes . Desandar cada sendero en bicicleta, disfrutar un paseo en burro, mateo o sulky es posible en esta ciudad que aún conserva los sonidos de antaño. Una de las tantas propuestas para vivir a pleno la Naturaleza es descansar en las costas del Arroyo Chicamtoltina, el cual recorre la ciudad de oeste a este y permite la recreación y contacto con la exuberante vegetación.

RELIGIOSIDAD Y CULTURA A FLOR DE PIEL

Esta maravillosa ciudad fue elegida como residencia de destacadas personalidades del quehacer artístico, cultural y político. El Sierras Hotel, de estilo inglés, guarda celosamente las huellas dejadas por el Virrey Cisneros, el poeta Belisario Roldán, y el presidente de la Nación Argentina, Arturo Illia. En Villa Nydia se conserva una casa de estilo inglés donde vivió la familia Guevara De la Serna. Allí se exhiben fotografías, cartas, documentos y objetos simbólicos de la infancia y adolescencia de Ernesto Che Guevara.

Y para los devotos, la réplica de la Gruta Virgen de Lourdes sorprende por su similitud con la existente en Francia. Un lugar donde la adhesión de miles de fieles se repite durante todo el año.


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 9 de octubre de 2017

X
 
22/08/17 Nota de interés

Entrevista a Fabián Tarrío para “Lanata Sin Filtro”

Fabián Tarrío, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), opinó para Télam sobre la importancia de la industria nacional, al celebrarse hoy el Día de la Industria:

Fabián Tarrío, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), opinó para Télam sobre la importancia de la industria nacional, al celebrarse hoy el Día de la Industria:

La industria argentina comenzó a repuntar y eso es muy positivo. Después de 21 meses consecutivos de caída, la actividad manufacturera de las pymes creció 0,6% anual en julio. El crecimiento es muy incipiente, cierto, y no llega a todas las industrias por igual, porque sólo 4 de cada 10 están en ese proceso. Pero parece ser el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento, que impulsado por la agroindustria, el sector automotriz y la obra pública, se irá derramando a toda la economía.

Empezar a crecer es importante y hasta ahora una prioridad. Sin embargo, en la medida que ese crecimiento se afirme, Argentina no debería volver a dejar pasar la oportunidad de plantearse qué tipo de industria quiere construir. Los ciclos expansivos son el momento justo para afinar y aplicar políticas a mediano y largo plazo.

Sabemos que el país no ha logrado constituirse industrialmente. En los años kirchneristas abrieron miles de fábricas nuevas y la industria volvió a generar empleo y ocupar un lugar. Pero ocurrió bajo el ala de un tipo de cambio alto, de un mundo que crecía fuerte, de precios agrícolas elevados que derramaban ingresos hacia el resto de los sectores.
 
Cuando todo eso se opacó, nuevamente la industria sintió el coletazo. porque está montada sobre una estructura de costos excesivamente alta y predominan empresas con una posición tecnológica muy baja que la alejan de la calidad y competitividad que requiere tanto el mundo como el mismo mercado interno.

¿De qué se trata el debate pendiente? Lo primero es establecer que el país necesita una política industrial con continuidad, que no responda a gobiernos de turno o intereses dominantes y que sea consensuada entre distintos sectores económicos. 

En segundo lugar, las pymes deben ser el principal destinatario de esas políticas, porque son las que mejor están capacitadas para adaptarse a los cambios rápidos que impone el mundo moderno, las que lideran las innovaciones, las que generan el empleo y distribuyen la riqueza.

Sobre esos principios, hay muchos temas por discutir. El primero es cómo bajar los costos asociados a factores externos. 

Hay responsabilidad de los gobiernos (en sus tres niveles) en reducir los costos del transporte, los costos de la energía, los costos impositivos, los costos laborales, los costos financieros. También en aumentar la oferta de crédito para inversión productiva, en articular mejor los programas públicos y en generar programas de educación terciaria y universitaria donde se capacite a las nuevas generaciones en los oficios que hoy demanda la industria y en aquellos que demandará en un futuro.

A la vez, hay responsabilidad del empresario en comenzar a invertir en desarrollar capacidades tecnológicas propias, en incorporar nuevos diseños, en darle eficiencia a los procesos internos de la empresa (producción, gestión y comercialización), en asistir a ferias y congresos donde puedan conocer los nuevos desarrollos del sector. En dejar de ser pasivos frente a los avances tecnológicos y tomar un rol activo.

Argentina tiene un déficit industrial altísimo. Sólo en el primer trimestre de 2017 se registró un rojo comercial industrial de US$ 8.200 millones y en 2016 fue de US$ 30.000 millones. Esos números, que desde hace muchos años nos persiguen, se generan especialmente en la industria automotriz y en la importación de bienes de capital donde la falta de tecnología local vuelve a la Argentina dependiente del mundo. Pero nos marcan las limitaciones del país para exportar y para autoabastecerse con su industria.

Hay temor entre ciertos industriales a modernizarse: en aumentar la capacidad productiva y no tener luego mercado donde vender.

Por eso nuevamente es importante el rol del Estado en ayudar a bajar los costos de producción, en trabajar con los empresarios para abrir mercados externos, o negociar mejores acuerdos comerciales para que otros países no nos desplacen tan fácilmente, en aumentar las sólo 12.000 pymes exportadoras y lograr más industrias y comercializadores internacionales.

La industria del mundo se mueve velozmente. Los desarrollos tecnológicos avanzan más y más rápido. Las empresas van robotizando sus procesos productivos, y la diferenciación comienza a pasar no sólo por la producción en sí, sino por el diseño o la capacidad de comercialización. 

Argentina tiene un núcleo de pymes muy modernas que están en línea con esta industria dinámica de los países desarrollados. Son muy pocas, pero dan muestra de que podemos lograrlo.

Juntos, el sector público y privado. podemos hacer que el resto de los sectores se sumen en esta dirección.

X
 
20/08/17 Nota de interés

Fabián Tarrio: “Hay que mejorar la competitividad comercial y reducir la presión fiscal es un paso”

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recomendamos la lectura de la siguiente nota al presidente de la entidad, Fabián Tarrío.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recomendamos la lectura de la siguiente nota al presidente de la entidad, Fabián Tarrío.

Para leer la nota completa, haga clic aqui

Buenos Aries, 20 de agosto de 2017

X
 
10/08/17 Nota de interés
Suplemento PYME

Basura en los pies

Un grupo de emprendedores fabrican zapatillas sustentables utilizando residuos de la industria neumática, y dan trabaja en sus talleres a presos y personas de alta vulnerabilidad social. “Nuestras zapatillas son basura”. Así se presenta Alejandro Malgor, quien junto a sus amigos Ezequiel Gatti y Nazareno El Hom, creó Xinca, una línea de calzados sustentable cuya principal materia prima es exactamente eso: basura.

Un grupo de emprendedores fabrican zapatillas sustentables utilizando residuos de la industria neumática, y dan trabaja en sus talleres a presos y personas de alta vulnerabilidad social.
“Nuestras zapatillas son basura”. Así se presenta Alejandro Malgor, quien junto a sus amigos Ezequiel Gatti y Nazareno El Hom, creó Xinca, una línea de calzados sustentable cuya principal materia prima es exactamente eso: basura.

Resultado de imagen para xinca zapatillas sustentables

“Nos gusta hace deportes en contacto con la naturaleza y nos pusimos a pensar en la cantidad de desperdicios que generamos y la poca conciencia que tenemos al respecto”, relata Malgor, recordando el día en que se le ocurrió empezar a delinear el emprendimiento que combina moda, diseño, cuidado ambiental e interés social.

¿Cómo lo hacen? Parten de una idea simple: reciclar los residuos generados por la industria del neumático y la textil. De este modo, lo que originalmente era gomas de autos se convierten en suelas de las zapatillas.

Pero eso no es todo. Además de fomentar el reciclaje, se les ocurrió una manera de ayudar a los sectores más vulnerables y necesitados de la sociedad: dar trabajo. Por eso, los calzados Xinca se fabrican en talleres que se dictan en las cárceles y en barrios carenciados. “Es la forma que encontramos de ayudar a estas personas a reinsertarse socialmente, para que cuando salgan en libertad tengan un oficio. Y también para quienes están en situación de pobreza tengan la oportunidad de aprender y de un trabajo digno”, sostiene Malgor.

Más allá de que Xinca nació en Mendoza, la provincia de la que son oriundos los jóvenes socios, actualmente los productos se pueden encontrar en locales multimarcas de toda la Argentina y en plataformas de venta online. Próximamente, según adelantan, se sumarán puntos de venta en Chile, Uruguay, España y Australia.

Malgor explica que en Argentina se producen al año 100 mil toneladas de residuos neumáticos. Desde 2016 hasta hoy, la empresa logró reciclar 20 mil kilos de ellos, más 2500 kilos de desechos textiles. Nada mal para empezar.

X
 
04/08/17 Nota de interés

El Gobierno anunció la creación de la VUCE

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) los invitamos a leer la siguiente nota del diario La Nación, bajo el nombre “Integración inteligente: una ventanilla para unificar la relación con el mundo”. Destacamos la misma porque da a conocer una herramienta que cambiará la manera de realizar los trámites de importación y exportación: la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE).

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) los invitamos a leer la siguiente nota del diario La Nación, bajo el nombre “Integración inteligente: una ventanilla para unificar la relación con el mundo”. Destacamos la misma porque da a conocer una herramienta que cambiará la manera de realizar los trámites de importación y exportación: la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE).

Al respecto, el secretario de Comercio de la Nación, Miguel Braun, aseguró que con esta herramienta, que funcionará a partir del 2018, será “igual de fácil exportar para una Pyme, que para una multinacional”.

Para acceder a la nota, haga clic aquí. 

 

Buenos Aires, 4 de agosto de 2017

X
 
29/07/17 Nota de interés

“El actor político que triunfe en octubre puede ser determinante para las inversiones”

En diálogo con Télam, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, analizó las razones del déficit comercial con Brasil, por qué el consumo sigue “frío” y cómo se puede bajar la presión impositiva en un contexto de déficit fiscal.

En diálogo con Télam, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, analizó las razones del déficit comercial con Brasil, por qué el consumo sigue “frío” y cómo se puede bajar la presión impositiva en un contexto de déficit fiscal.

Al conversar con Télam sobre los índices de litigiosidad laboral su postura se muestra clara: “Cuando el Presidente Macri estuvo en CAME por el Día Internacional de las Pymes, habló del tema. Para darle un ejemplo, tenemos el caso de un directivo nuestro que tiene una empresa en Salta, en donde un colaborador que trabajó 45 días adujo que tiene una lumbalgia, que no puede seguir trabajando y le inició un juicio por 4 millones 600 mil pesos”.

“También conozco a un hombre de Lanús que tiene una curtiembre y que le inventaron 20 juicios laborales. El mismo delegado sindical de la fábrica dijo que jamás vio a esos hombres ir a trabajar”, continuó.

“Hay que terminar con este concepto de que siempre tiene razón el que demanda. No es así. En un juicio hay que evaluar ambas posiciones. Y no estoy diciendo que el trabajador tiene que quedar desamparado. Si el reclamo es justo hay que pagarle y si no es justo hay que darle la razón al empleador”.

Si analizamos la Argentina que viene para los próximos 15 o 30 años, se estima que la revolución tecnológica se va a adueñar de muchos puestos de trabajo. ¿Qué políticas debería tomar un gobierno para amortiguar el impacto en el mercado laboral?

El mercado laboral en la Argentina está muy precarizado. Se han perdido algunos aspectos de la creación del trabajo, donde hay generaciones que no ven a sus papás ir a trabajar. Eso significa que hay una clase importante del sector laboral, joven sobre todo, que no estudian ni trabajan y que tienen una desventaja abismal en cuanto a lo tecnológico.

Los gobiernos que tengamos -este y los que lo sucedan- deben pensar seriamente en que hay dos factores fundamentales que van de la mano: el primero es que haya trabajo, porque alienta a los hogares a que tengan una posibilidad de superación; y el segundo es el aspecto tecnológico, que seguramente va a suplir muchos puestos de trabajo, por eso tenemos que crear el recurso humano para que esos “robots” tengan a alguien que se ocupe de ellos. Hay que avanzar en esto. Apostamos a que desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Producción y el Ministerio de Educación sean los impulsores de estas herramientas de capacitación.

¿Cómo se reduce el déficit comercial con Brasil?

Acá pesa mucho el tema automotriz. Ellos producen para nosotros muchos autos pequeños que se usan en nuestro país y que en cantidad es mucho más grande de lo que podemos exportar nosotros hacia Brasil, porque exportamos autos de más alta gama. Este es un aspecto que se supone que con acuerdos automotrices tendremos que ir nivelando.

Pero es verdad que Brasil es más grande que Argentina. Y tiene más producción de todo. Tiene una industria más avanzada, que después de la Segunda Guerra Mundial fue pensada como herramienta para progresar. Brasil -como parte de las fuerzas aliadas que combatió contra los nazis- tuvo un apoyo concreto para instalar industrias y realmente se nos adelantó unos años.

La balanza comercial con Brasil es deficitaria y nosotros tenemos que apelar al intercambio continuo bajo las reglas del Mercosur, que establece qué se puede importar y exportar libremente. En ese contexto, tenemos que analizar qué nicho tenemos nosotros para ingresar con más cantidad de productos a Brasil y nivelar el intercambio comercial.

¿Qué falta para que lleguen las inversiones a la Argentina?

Falta confianza política. Todavía el inversor extranjero no tiene claro si políticamente vamos a despegar o no. Yo creo que el Gobierno está haciendo un esfuerzo importante para insuflar confianza a los sectores inversores. Están haciendo contactos internacionales importantes. Han venidos Jefes de Estado importantes de otros países, cosa que en los últimos tiempos no pasaba.

Tenemos algunos sectores como el agro y automotriz que están creciendo despacio. Pero es una inversión primaria pero nosotros necesitamos que haya una inversión de todo tipo. La obra pública está creciendo pero necesitamos la confianza del inversor interno. Nosotros tenemos que pasar de la especulación financiera a la inversión productiva. Con tasa de interés muy altas no es muy atractivo invertir. Si yo tengo la seguridad que yo pongo mis pesos a una tasa redituable no sé si decido invertir.

Desde ese punto de vista, necesitamos más confianza política. Estamos esperando las elecciones que pueden marcar un rumbo pero lo que no tendríamos que hacer es despegarnos del objetivo de crecer, más allá de quien elija la gente. De todas formas, es verdad que el actor político que triunfe en las elecciones de octubre puede ser determinante para las inversiones.

¿Por qué el consumo sigue “frío”?

A mí me parece que esto obedece a algunas cuestiones: en primer lugar, un aspecto es el de las expectativas, que hace cuidar lo que tiene al que lo tiene y al que tiene muy poco no le alcanza. Ahora supongo que a partir de julio va a haber un poquito más de gasto por algunos convenios salariales que se cerraron más el cobro del medio aguinaldo.

Pero yo creo que el consumo sigue frío porque la plata no le alcanza a la gente y me parece que eso también tiene que ver con la expectativa de las personas y de la confianza política.

¿Por qué al Central le cuesta tanto controlar la inflación?

En realidad el Banco Central lo que ha hecho es fijarse un objetivo muy ambicioso. Yo fijo un 17% de inflación pero si se produce un 21% no está tan mal. Lo que pasa que cuando surgen algunos aspectos -y críticas que hemos hecho en las últimas semanas- como el aumento del combustible un 7% no nos parece que podamos cumplir el objetivo del Central.

Creemos que (la inflación) va estar en el orden del 21% o 22%. Ahora hay una disparada del dólar y también eso es un aspecto que impacta negativamente en el salario real, si aumentaran los precios por el aumento del dólar. Por otro lado, favorece a las economías que están realmente mal porque no pueden competir con productos de otros países, y sabemos que el dólar tiene hasta ahora un valor bajo, que no nos hacía competitivos para nada.

Existe un déficit fiscal que el Gobierno heredó. Hay millones de planes sociales y esa no es inversión productiva, es asistencia necesaria. Y lamentablemente, el Gobierno no puede bajarlos porque tiene conflictos sociales”

Está la eterna disyuntiva. ¿Qué hacemos si aumenta o no el dólar? Nunca pedimos que aumente, pero admitimos que es un problema el dólar bajo. Al Central lo complica toda esta problemática interna de aumento de precios, porque la cadena de valor y la logística es muy cara, aumentando cinco o seis veces el precio de un producto. Nuestros costos internos se han vueltos muy caros. Y la presión tributaria es muy alta. No puede ser que paguemos  ingresos brutos en un artículo cuatros veces. Lo paga el productor, el transportista, el mayorista y el minorista. Esto termina haciendo un producto algo que termina siendo muy caro.

La presión tributaria, según todos los especialistas, es la más alta de la región. Y eso es un componente importante para producir inflación. Creo que al Central, si bien no es el responsable directo de contener la inflación, los objetivos que se puse no les son fácil cumplirlos naturalmente.

Pero, ¿cómo se puede bajar la presión impositiva en un contexto de déficit fiscal?

Ese es el quid de la cuestión. Este es un déficit fiscal que el Gobierno heredó. Hay millones de planes sociales y esa no es inversión productiva, es asistencia necesaria. Y lamentablemente, el Gobierno no puede bajarlos porque tiene conflictos sociales y esto agrava el déficit fiscal. Y no va a ser fácil salir de esto. Yo creo que lo tiene que hacer de a poco, con una producción más activa.

Lo único que va a aliviar el déficit fiscal es que haya más trabajo del sector privado, más contribución al Estado en cuanto impuesto se refiere. Ahí puede hacer el déficit parejo con la producción. Si hay trabajo, mano de obra activa, trabajo real, mejora la economía real. Los lugares en los que hay muy poca desocupación es donde mejor funciona la economía.

Usted hace poco criticó fuertemente “la actitud de las multinacionales” por dejar en la calle cientos de operarios y citó como ejemplo el caso de los 600 despidos dispuestos por Pepsico al anunciar el cierre de una planta en el partido de Vicente López. ¿En qué sentido entiende que las multinacionales se están manejando mal?

La multinacional no duda que cuando le va un poco mal -porque vamos a decir la verdad, la situación del país no está bien- rápidamente toma la decisión de despedir personal. Las Pymes están haciendo muchos esfuerzos para no tomar esta determinación, porque le cuesta mucho trabajo cambiar de personal, al haberlo formado y preparado durante años.

Pero además existe el aspecto societatis, por la cual la Pyme -que está al frente de su fábrica, negocio o taller- establece una relación personal con sus colaboradores, entonces le resulta más difícil despedirlo. Para las grandes empresas, el empleado es un número y no le importa despedirlo. Me parece que al momento de cerrar una planta o cerrar una fábrica, primero es fundamental pensar en lo social.

X
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 138 >
Mostrar resultados de 1651
Ver versión de escritorio