Cargando...
 
22/08/17 Nota de interés

Entrevista a Fabián Tarrío para “Lanata Sin Filtro”

Fabián Tarrío, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), opinó para Télam sobre la importancia de la industria nacional, al celebrarse hoy el Día de la Industria:

Fabián Tarrío, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), opinó para Télam sobre la importancia de la industria nacional, al celebrarse hoy el Día de la Industria:

La industria argentina comenzó a repuntar y eso es muy positivo. Después de 21 meses consecutivos de caída, la actividad manufacturera de las pymes creció 0,6% anual en julio. El crecimiento es muy incipiente, cierto, y no llega a todas las industrias por igual, porque sólo 4 de cada 10 están en ese proceso. Pero parece ser el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento, que impulsado por la agroindustria, el sector automotriz y la obra pública, se irá derramando a toda la economía.

Empezar a crecer es importante y hasta ahora una prioridad. Sin embargo, en la medida que ese crecimiento se afirme, Argentina no debería volver a dejar pasar la oportunidad de plantearse qué tipo de industria quiere construir. Los ciclos expansivos son el momento justo para afinar y aplicar políticas a mediano y largo plazo.

Sabemos que el país no ha logrado constituirse industrialmente. En los años kirchneristas abrieron miles de fábricas nuevas y la industria volvió a generar empleo y ocupar un lugar. Pero ocurrió bajo el ala de un tipo de cambio alto, de un mundo que crecía fuerte, de precios agrícolas elevados que derramaban ingresos hacia el resto de los sectores.
 
Cuando todo eso se opacó, nuevamente la industria sintió el coletazo. porque está montada sobre una estructura de costos excesivamente alta y predominan empresas con una posición tecnológica muy baja que la alejan de la calidad y competitividad que requiere tanto el mundo como el mismo mercado interno.

¿De qué se trata el debate pendiente? Lo primero es establecer que el país necesita una política industrial con continuidad, que no responda a gobiernos de turno o intereses dominantes y que sea consensuada entre distintos sectores económicos. 

En segundo lugar, las pymes deben ser el principal destinatario de esas políticas, porque son las que mejor están capacitadas para adaptarse a los cambios rápidos que impone el mundo moderno, las que lideran las innovaciones, las que generan el empleo y distribuyen la riqueza.

Sobre esos principios, hay muchos temas por discutir. El primero es cómo bajar los costos asociados a factores externos. 

Hay responsabilidad de los gobiernos (en sus tres niveles) en reducir los costos del transporte, los costos de la energía, los costos impositivos, los costos laborales, los costos financieros. También en aumentar la oferta de crédito para inversión productiva, en articular mejor los programas públicos y en generar programas de educación terciaria y universitaria donde se capacite a las nuevas generaciones en los oficios que hoy demanda la industria y en aquellos que demandará en un futuro.

A la vez, hay responsabilidad del empresario en comenzar a invertir en desarrollar capacidades tecnológicas propias, en incorporar nuevos diseños, en darle eficiencia a los procesos internos de la empresa (producción, gestión y comercialización), en asistir a ferias y congresos donde puedan conocer los nuevos desarrollos del sector. En dejar de ser pasivos frente a los avances tecnológicos y tomar un rol activo.

Argentina tiene un déficit industrial altísimo. Sólo en el primer trimestre de 2017 se registró un rojo comercial industrial de US$ 8.200 millones y en 2016 fue de US$ 30.000 millones. Esos números, que desde hace muchos años nos persiguen, se generan especialmente en la industria automotriz y en la importación de bienes de capital donde la falta de tecnología local vuelve a la Argentina dependiente del mundo. Pero nos marcan las limitaciones del país para exportar y para autoabastecerse con su industria.

Hay temor entre ciertos industriales a modernizarse: en aumentar la capacidad productiva y no tener luego mercado donde vender.

Por eso nuevamente es importante el rol del Estado en ayudar a bajar los costos de producción, en trabajar con los empresarios para abrir mercados externos, o negociar mejores acuerdos comerciales para que otros países no nos desplacen tan fácilmente, en aumentar las sólo 12.000 pymes exportadoras y lograr más industrias y comercializadores internacionales.

La industria del mundo se mueve velozmente. Los desarrollos tecnológicos avanzan más y más rápido. Las empresas van robotizando sus procesos productivos, y la diferenciación comienza a pasar no sólo por la producción en sí, sino por el diseño o la capacidad de comercialización. 

Argentina tiene un núcleo de pymes muy modernas que están en línea con esta industria dinámica de los países desarrollados. Son muy pocas, pero dan muestra de que podemos lograrlo.

Juntos, el sector público y privado. podemos hacer que el resto de los sectores se sumen en esta dirección.

X
 
20/08/17 Nota de interés

Fabián Tarrio: “Hay que mejorar la competitividad comercial y reducir la presión fiscal es un paso”

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recomendamos la lectura de la siguiente nota al presidente de la entidad, Fabián Tarrío.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) recomendamos la lectura de la siguiente nota al presidente de la entidad, Fabián Tarrío.

Para leer la nota completa, haga clic aqui

Buenos Aries, 20 de agosto de 2017

X
 
10/08/17 Nota de interés
Suplemento PYME

Basura en los pies

Un grupo de emprendedores fabrican zapatillas sustentables utilizando residuos de la industria neumática, y dan trabaja en sus talleres a presos y personas de alta vulnerabilidad social. “Nuestras zapatillas son basura”. Así se presenta Alejandro Malgor, quien junto a sus amigos Ezequiel Gatti y Nazareno El Hom, creó Xinca, una línea de calzados sustentable cuya principal materia prima es exactamente eso: basura.

Un grupo de emprendedores fabrican zapatillas sustentables utilizando residuos de la industria neumática, y dan trabaja en sus talleres a presos y personas de alta vulnerabilidad social.
“Nuestras zapatillas son basura”. Así se presenta Alejandro Malgor, quien junto a sus amigos Ezequiel Gatti y Nazareno El Hom, creó Xinca, una línea de calzados sustentable cuya principal materia prima es exactamente eso: basura.

Resultado de imagen para xinca zapatillas sustentables

“Nos gusta hace deportes en contacto con la naturaleza y nos pusimos a pensar en la cantidad de desperdicios que generamos y la poca conciencia que tenemos al respecto”, relata Malgor, recordando el día en que se le ocurrió empezar a delinear el emprendimiento que combina moda, diseño, cuidado ambiental e interés social.

¿Cómo lo hacen? Parten de una idea simple: reciclar los residuos generados por la industria del neumático y la textil. De este modo, lo que originalmente era gomas de autos se convierten en suelas de las zapatillas.

Pero eso no es todo. Además de fomentar el reciclaje, se les ocurrió una manera de ayudar a los sectores más vulnerables y necesitados de la sociedad: dar trabajo. Por eso, los calzados Xinca se fabrican en talleres que se dictan en las cárceles y en barrios carenciados. “Es la forma que encontramos de ayudar a estas personas a reinsertarse socialmente, para que cuando salgan en libertad tengan un oficio. Y también para quienes están en situación de pobreza tengan la oportunidad de aprender y de un trabajo digno”, sostiene Malgor.

Más allá de que Xinca nació en Mendoza, la provincia de la que son oriundos los jóvenes socios, actualmente los productos se pueden encontrar en locales multimarcas de toda la Argentina y en plataformas de venta online. Próximamente, según adelantan, se sumarán puntos de venta en Chile, Uruguay, España y Australia.

Malgor explica que en Argentina se producen al año 100 mil toneladas de residuos neumáticos. Desde 2016 hasta hoy, la empresa logró reciclar 20 mil kilos de ellos, más 2500 kilos de desechos textiles. Nada mal para empezar.

X
 
04/08/17 Nota de interés

El Gobierno anunció la creación de la VUCE

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) los invitamos a leer la siguiente nota del diario La Nación, bajo el nombre “Integración inteligente: una ventanilla para unificar la relación con el mundo”. Destacamos la misma porque da a conocer una herramienta que cambiará la manera de realizar los trámites de importación y exportación: la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE).

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) los invitamos a leer la siguiente nota del diario La Nación, bajo el nombre “Integración inteligente: una ventanilla para unificar la relación con el mundo”. Destacamos la misma porque da a conocer una herramienta que cambiará la manera de realizar los trámites de importación y exportación: la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE).

Al respecto, el secretario de Comercio de la Nación, Miguel Braun, aseguró que con esta herramienta, que funcionará a partir del 2018, será “igual de fácil exportar para una Pyme, que para una multinacional”.

Para acceder a la nota, haga clic aquí. 

 

Buenos Aires, 4 de agosto de 2017

X
 
29/07/17 Nota de interés

“El actor político que triunfe en octubre puede ser determinante para las inversiones”

En diálogo con Télam, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, analizó las razones del déficit comercial con Brasil, por qué el consumo sigue “frío” y cómo se puede bajar la presión impositiva en un contexto de déficit fiscal.

En diálogo con Télam, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Fabián Tarrío, analizó las razones del déficit comercial con Brasil, por qué el consumo sigue “frío” y cómo se puede bajar la presión impositiva en un contexto de déficit fiscal.

Al conversar con Télam sobre los índices de litigiosidad laboral su postura se muestra clara: “Cuando el Presidente Macri estuvo en CAME por el Día Internacional de las Pymes, habló del tema. Para darle un ejemplo, tenemos el caso de un directivo nuestro que tiene una empresa en Salta, en donde un colaborador que trabajó 45 días adujo que tiene una lumbalgia, que no puede seguir trabajando y le inició un juicio por 4 millones 600 mil pesos”.

“También conozco a un hombre de Lanús que tiene una curtiembre y que le inventaron 20 juicios laborales. El mismo delegado sindical de la fábrica dijo que jamás vio a esos hombres ir a trabajar”, continuó.

“Hay que terminar con este concepto de que siempre tiene razón el que demanda. No es así. En un juicio hay que evaluar ambas posiciones. Y no estoy diciendo que el trabajador tiene que quedar desamparado. Si el reclamo es justo hay que pagarle y si no es justo hay que darle la razón al empleador”.

Si analizamos la Argentina que viene para los próximos 15 o 30 años, se estima que la revolución tecnológica se va a adueñar de muchos puestos de trabajo. ¿Qué políticas debería tomar un gobierno para amortiguar el impacto en el mercado laboral?

El mercado laboral en la Argentina está muy precarizado. Se han perdido algunos aspectos de la creación del trabajo, donde hay generaciones que no ven a sus papás ir a trabajar. Eso significa que hay una clase importante del sector laboral, joven sobre todo, que no estudian ni trabajan y que tienen una desventaja abismal en cuanto a lo tecnológico.

Los gobiernos que tengamos -este y los que lo sucedan- deben pensar seriamente en que hay dos factores fundamentales que van de la mano: el primero es que haya trabajo, porque alienta a los hogares a que tengan una posibilidad de superación; y el segundo es el aspecto tecnológico, que seguramente va a suplir muchos puestos de trabajo, por eso tenemos que crear el recurso humano para que esos “robots” tengan a alguien que se ocupe de ellos. Hay que avanzar en esto. Apostamos a que desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Producción y el Ministerio de Educación sean los impulsores de estas herramientas de capacitación.

¿Cómo se reduce el déficit comercial con Brasil?

Acá pesa mucho el tema automotriz. Ellos producen para nosotros muchos autos pequeños que se usan en nuestro país y que en cantidad es mucho más grande de lo que podemos exportar nosotros hacia Brasil, porque exportamos autos de más alta gama. Este es un aspecto que se supone que con acuerdos automotrices tendremos que ir nivelando.

Pero es verdad que Brasil es más grande que Argentina. Y tiene más producción de todo. Tiene una industria más avanzada, que después de la Segunda Guerra Mundial fue pensada como herramienta para progresar. Brasil -como parte de las fuerzas aliadas que combatió contra los nazis- tuvo un apoyo concreto para instalar industrias y realmente se nos adelantó unos años.

La balanza comercial con Brasil es deficitaria y nosotros tenemos que apelar al intercambio continuo bajo las reglas del Mercosur, que establece qué se puede importar y exportar libremente. En ese contexto, tenemos que analizar qué nicho tenemos nosotros para ingresar con más cantidad de productos a Brasil y nivelar el intercambio comercial.

¿Qué falta para que lleguen las inversiones a la Argentina?

Falta confianza política. Todavía el inversor extranjero no tiene claro si políticamente vamos a despegar o no. Yo creo que el Gobierno está haciendo un esfuerzo importante para insuflar confianza a los sectores inversores. Están haciendo contactos internacionales importantes. Han venidos Jefes de Estado importantes de otros países, cosa que en los últimos tiempos no pasaba.

Tenemos algunos sectores como el agro y automotriz que están creciendo despacio. Pero es una inversión primaria pero nosotros necesitamos que haya una inversión de todo tipo. La obra pública está creciendo pero necesitamos la confianza del inversor interno. Nosotros tenemos que pasar de la especulación financiera a la inversión productiva. Con tasa de interés muy altas no es muy atractivo invertir. Si yo tengo la seguridad que yo pongo mis pesos a una tasa redituable no sé si decido invertir.

Desde ese punto de vista, necesitamos más confianza política. Estamos esperando las elecciones que pueden marcar un rumbo pero lo que no tendríamos que hacer es despegarnos del objetivo de crecer, más allá de quien elija la gente. De todas formas, es verdad que el actor político que triunfe en las elecciones de octubre puede ser determinante para las inversiones.

¿Por qué el consumo sigue “frío”?

A mí me parece que esto obedece a algunas cuestiones: en primer lugar, un aspecto es el de las expectativas, que hace cuidar lo que tiene al que lo tiene y al que tiene muy poco no le alcanza. Ahora supongo que a partir de julio va a haber un poquito más de gasto por algunos convenios salariales que se cerraron más el cobro del medio aguinaldo.

Pero yo creo que el consumo sigue frío porque la plata no le alcanza a la gente y me parece que eso también tiene que ver con la expectativa de las personas y de la confianza política.

¿Por qué al Central le cuesta tanto controlar la inflación?

En realidad el Banco Central lo que ha hecho es fijarse un objetivo muy ambicioso. Yo fijo un 17% de inflación pero si se produce un 21% no está tan mal. Lo que pasa que cuando surgen algunos aspectos -y críticas que hemos hecho en las últimas semanas- como el aumento del combustible un 7% no nos parece que podamos cumplir el objetivo del Central.

Creemos que (la inflación) va estar en el orden del 21% o 22%. Ahora hay una disparada del dólar y también eso es un aspecto que impacta negativamente en el salario real, si aumentaran los precios por el aumento del dólar. Por otro lado, favorece a las economías que están realmente mal porque no pueden competir con productos de otros países, y sabemos que el dólar tiene hasta ahora un valor bajo, que no nos hacía competitivos para nada.

Existe un déficit fiscal que el Gobierno heredó. Hay millones de planes sociales y esa no es inversión productiva, es asistencia necesaria. Y lamentablemente, el Gobierno no puede bajarlos porque tiene conflictos sociales”

Está la eterna disyuntiva. ¿Qué hacemos si aumenta o no el dólar? Nunca pedimos que aumente, pero admitimos que es un problema el dólar bajo. Al Central lo complica toda esta problemática interna de aumento de precios, porque la cadena de valor y la logística es muy cara, aumentando cinco o seis veces el precio de un producto. Nuestros costos internos se han vueltos muy caros. Y la presión tributaria es muy alta. No puede ser que paguemos  ingresos brutos en un artículo cuatros veces. Lo paga el productor, el transportista, el mayorista y el minorista. Esto termina haciendo un producto algo que termina siendo muy caro.

La presión tributaria, según todos los especialistas, es la más alta de la región. Y eso es un componente importante para producir inflación. Creo que al Central, si bien no es el responsable directo de contener la inflación, los objetivos que se puse no les son fácil cumplirlos naturalmente.

Pero, ¿cómo se puede bajar la presión impositiva en un contexto de déficit fiscal?

Ese es el quid de la cuestión. Este es un déficit fiscal que el Gobierno heredó. Hay millones de planes sociales y esa no es inversión productiva, es asistencia necesaria. Y lamentablemente, el Gobierno no puede bajarlos porque tiene conflictos sociales y esto agrava el déficit fiscal. Y no va a ser fácil salir de esto. Yo creo que lo tiene que hacer de a poco, con una producción más activa.

Lo único que va a aliviar el déficit fiscal es que haya más trabajo del sector privado, más contribución al Estado en cuanto impuesto se refiere. Ahí puede hacer el déficit parejo con la producción. Si hay trabajo, mano de obra activa, trabajo real, mejora la economía real. Los lugares en los que hay muy poca desocupación es donde mejor funciona la economía.

Usted hace poco criticó fuertemente “la actitud de las multinacionales” por dejar en la calle cientos de operarios y citó como ejemplo el caso de los 600 despidos dispuestos por Pepsico al anunciar el cierre de una planta en el partido de Vicente López. ¿En qué sentido entiende que las multinacionales se están manejando mal?

La multinacional no duda que cuando le va un poco mal -porque vamos a decir la verdad, la situación del país no está bien- rápidamente toma la decisión de despedir personal. Las Pymes están haciendo muchos esfuerzos para no tomar esta determinación, porque le cuesta mucho trabajo cambiar de personal, al haberlo formado y preparado durante años.

Pero además existe el aspecto societatis, por la cual la Pyme -que está al frente de su fábrica, negocio o taller- establece una relación personal con sus colaboradores, entonces le resulta más difícil despedirlo. Para las grandes empresas, el empleado es un número y no le importa despedirlo. Me parece que al momento de cerrar una planta o cerrar una fábrica, primero es fundamental pensar en lo social.

X
 
26/06/17 Nota de interés

CAME auspició una nueva edición del programa
“Compromiso Social”

Auspiciado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se llevó a cabo una nueva edición del programa “Compromiso Social”. El encuentro tuvo lugar en el Complejo Museológico de la ciudad santafesina de San Lorenzo y contó con la presencia de más de 100 dirigentes Pyme.

Auspiciado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se llevó a cabo una nueva edición del programa “Compromiso Social”. El encuentro tuvo lugar en el Complejo Museológico de la ciudad santafesina de San Lorenzo y contó con la presencia de más de 100 dirigentes Pyme.


Elías Soso dando la bienvenida a los presentes

El encargado de dar las palabras de inicio fue el vicepresidente 1° de CAME, Elías Soso, quien se mostró muy satisfecho por ser parte un año más de este programa que impulsa el compromiso de las entidades empresarias con los sectores sociales con el objetivo de sostener e incrementar las distintas prestaciones, gestiones y servicios que las mismas realizan en forma directa e indirecta a la comunidad.

En esta oportunidad, la actividad se llevó a cabo bajo el lema “Calidad de vida y prevención de la salud” y contó con diversas disertaciones tendientes a estás temáticas y su relación con el trabajo. Durante el evento también se coordinaron acciones destinadas a seguir fomentando el compromiso social de las entidades presentes.

 

Buenos Aires, 26 de junio de 2017

X
 
13/06/17 Nota de interés

Alimentos para mascotas:
un nicho en crecimiento ideal para Pyme

La fabricación y comercialización de alimentos para animales domésticos crece sostenidamente desde 2007. Si bien inicialmente el sector fue liderado por grandes firmas, son cada vez más las pequeñas y medianas empresas que se suman a un negocio, que en 2016 movió $22 mil millones y emplea a 3500 personas.

La fabricación y comercialización de alimentos para animales domésticos crece sostenidamente desde 2007. Si bien inicialmente el sector fue liderado por grandes firmas, son cada vez más las pequeñas y medianas empresas que se suman a un negocio, que en 2016 movió $22 mil millones y emplea a 3500 personas.

El negocio del PetFood viene creciendo con potencia en el país. En 2016 movió $22.000 millones anuales, con un consumo estimado de 700.000 toneladas de comida balanceada destinada a los 17 millones de perros y gatos que tienen los hogares del país, según datos de un informe preparado por la consultora Claves. Se trata de una industria en plena expansión que ya es cuatro veces mayor al segmento de comida para bebés y duplica al del café. Además, los especialistas del sector señalan que el negocio ofrece generosos márgenes y está creciendo a un ritmo superior a la variedad humana. Desde 2007 a 2016, la producción total creció 62% pasando de 443.524 toneladas a poco más de 771.575. Por volumen de ventas y nivel de penetración del alimento balanceado, la
Argentina es el 11° mercado a nivel mundial, en un ranking liderado por Estados Unidos -concentra el 30% de las ventas globales-, Brasil (7%), Francia y Alemania (6%, respectivamente).

Si bien el negocio estuvo inicialmente acaparado por grandes empresas multinacionales,
que montaron sus plantas de fabricación en la Argentina tras la devaluación de 2002, rápidamente fabricantes locales de alimentos balanceados para grandes animales comenzaron a explorar este segmento de mercado, multiplicándose tanto las empresas
productoras como comercializadoras.

Actualmente el sector está compuesto por un grupo muy heterogéneo de firmas, que van desde subsidiarias de multinacionales, pasando por grandes y medianas empresas
nacionales y extranjeras (no multinacionales), hasta llegar a Pyme.

 

Buenos Aires, 13 de junio de 2017

X
 
12/06/17 Nota de interés

La silla de ruedas inteligente que inventaron estudiantes sanjuaninos

Mientras hay mucha gente que todavía no sabe de qué hacer su tesis, los sanjuaninos Martín Raschi y Lucas Zalazar tuvieron una brillante idea: agregarle una interfaz de voz y un detector láser a la silla de ruedas que se venía desarrollando en el Gabinete de Tecnología Médica de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), permitiéndole así "escuchar" y "ver" el entorno en beneficio del usuario.

Según explicó el secretario técnico de la Facultad de Ingeniería sanjuanina, Erick Laciar Leber, quienes usen esta silla podrían operarla a través de comandos de voz al mejor estilo Siri, lo cual es toda una novedad para el mercado. Además, el artefacto contará con un láser 360º instalado en el frente, que medirá el entorno a medida que avanza, detectando posibles obstáculos. Según lo que el sensor "vea", aumentará o disminuirá la velocidad o frenará de forma automática para proteger al usuario.

El revolucionario artefacto todavía se encuentra en estado de prototipo y se llama simplemente "Silla de ruedas comandada por voz". Su principal objetivo, según explicaron sus diseñadores, es brindar a personas con discapacidades motoras severas la posibilidad de desplazarse con comodidad, en forma independiente, tanto dentro de su hogar, como en la vía pública, solo moviendo unos cuantos músculos del rostro.

Si bien el desarrollo está montado sobre una silla de ruedas eléctrica standard que ya se encuentra en el mercado, "su valor en cuanto a educación, desarrollo e investigación aplicada es algo que no puede medirse en términos de dinero", destacó Laciar Leber. El vehículo también contará con luces de dirección, balizas, bocina y un micrófono inalámbrico para recibir los comandos de voz.

Raschi y Zalazar no serán los primeros ingenieros en recibirse gracias a este proyecto, que existe en la UNSJ desde el año 2006 y por el cual pasaron decenas de estudiantes e investigadores. "La idea es que estos desarrollos tecnológicos que hacemos en la universidad y que ahora están a nivel de prototipos, puedan en algún momento, esperamos que en un futuro cercano, volver como resultado de nuestras investigaciones a la sociedad, que es la que hizo posible que nosotros nos dediquemos a hacer estos desarrollos", afirmó Laciar Leber.

X
 
06/06/17 Nota de interés

Tierra del Fuego: destino internacional de aventura

El deslumbrante paisaje natural de bosques, lagos, ríos y montañas que ofrece Tierra del Fuego, sumado a los paseos embarcados por el canal Beagle, impulsaron a las autoridades del Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR) y la filial de la región Magallanes del Servicio Nacional de Turismo de Chile (SERNATUR) a diseñar conjuntamente con los prestadores locales los primeros pasos para la creación de una ruta turística binacional en la isla y captar especialmente a los aficionados al turismo aventura de todo el mundo.

El deslumbrante paisaje natural de bosques, lagos, ríos y montañas que ofrece Tierra del Fuego, sumado a los paseos embarcados por el canal Beagle, impulsaron a las autoridades del Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR) y la filial de la región Magallanes del Servicio Nacional de Turismo de Chile (SERNATUR) a diseñar conjuntamente con los prestadores locales los primeros pasos para la creación de una ruta turística binacional en la isla y captar especialmente a los aficionados al turismo aventura de todo el mundo.

Con ese propósito, Ushuaia se transformó en la base del encuentro Adventure Week, que desde el martes 23 hasta el sábado 27 de mayo reúne a empresarios del sector provenientes de Estados Unidos, México, España, Canadá y Australia.

Tierra del Fuego se perfila como destino internacional de aventura

Con el propósito de posicionar internacionalmente el turismo activo en la región, el evento fue organizado por la asociación Adventure Travel Trade, creado en 1990 y conformado por alrededor de mil miembros de un centenar de países de los cinco continentes.

El 90 por ciento de la oferta turística fueguina corresponde al turismo activo, que combina naturaleza con actividades físicas y cultura local. Según datos difundidos por el Infuetur, el 51 por ciento de los amantes del turismo aventura son mujeres, en un segmento que atrae tanto a familias, grupos, parejas y viajeros solitarios.

Tierra del Fuego se perfila como destino internacional de aventura

“En concordancia con la tendencia a nivel mundial y las políticas públicas nacionales y provinciales, el turismo activo es uno de los ejes de desarrollo local y generación de empleo. La facilitación de acceso a nuevos escenarios naturales, como la culminación de la ruta 30 -el camino costero desde Ushuaia hacia el este-, posibilitará una mayor oferta de productos de la actividad. Es una de las claves del desarrollo que se está realizando”, señaló Luis Castelli, presidente del INFUETUR.

Entre otras actividades, el itinerario propuesto a los visitantes a lo largo de las cinco jornadas de Adventure Week incluyó una navegación por el canal Beagle, trekking en la isla Gable, travesía en canoa, caminata por el cabo San Pablo, visita al Parque Nacional Tierra del Fuego, trekking hasta el cerro Jeujepén, recorrido en vehículo 4x4 y una excursión nocturna a pie y en cuatriciclo.

Buenos Aires, 6 de junio de 2017

X
 
29/05/17 Nota de interés

Los bancos analizarán por Internet el historial de las Pymes que pidan financiamiento

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informamos que los bancos podrán analizar el historial de las Pymes que soliciten créditos vía Internet Esto simplificará el trámite para las pequeñas y medianas empresas que necesiten financiamiento, aseguró el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informamos que los bancos podrán analizar el historial de las Pymes que soliciten créditos vía Internet Esto simplificará el trámite para las pequeñas y medianas empresas que necesiten financiamiento, aseguró el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer.

A partir de esta medida, las Pymes que quieran solicitar un crédito ya no tendrán que concurrir al banco con documentación para acreditar su condición de pequeña empresa, sino que los datos estarán en un registro oficial que las entidades financieras podrán consultar.

Con esta normativa se busca aumentar el financiamiento para las Pymes de nuestro país, por lo tanto, las Pymes “podrán acceder a financiamiento con un clic", explicó Mayer. Para ello, la Secretaría de Emprendedores y Pymes de la Nación creó una "Central de Balances Digital", medio por el cual las Pymes podrán hacer su análisis de sus números y sus balances a través de Internet.

 

Buenos Aires, 29 de mayo de 2016

X
 
29/05/17 Nota de interés

EL PROYECTO DE LEY “COMPRE ARGENTINO” AL CONGRESO

El Gobierno nacional envió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley de "Compre Nacional", que tiene como eje principal darle mayor prioridad a la producción local en las compras públicas, con el objetivo de reanimar a la industria local. "Se trata de una política implementada en todos los países industrializados. Es una medida desarrollista, no proteccionista", sostuvo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en un comunicado.

El Gobierno nacional envió a la Cámara de Diputados un proyecto de ley de "Compre Nacional", que tiene como eje principal darle mayor prioridad a la producción local en las compras públicas, con el objetivo de reanimar a la industria local. "Se trata de una política implementada en todos los países industrializados. Es una medida desarrollista, no proteccionista", sostuvo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en un comunicado.

El Gobierno calcula que con una integración de productos nacionales del 40 % en las compras públicas que lleve adelante el sector público, se podrían crear 70.000 nuevas fuentes de trabajo en los próximos años. La meta es que en los próximos ocho años, el Estado invierta un monto cercano a los 200.000 millones de dólares en áreas clave como infraestructura, energía y minería, agroindustria, bienes industriales y servicios y tecnología.

Según mediciones del INDEC, en febrero pasado la industria sufrió una caída del 6 % interanual, en tanto que el primer bimestre registró una baja del 3,5%. Estos datos encendieron luces de alerta en el Gabinete nacional, por lo que decidieron reflotar el proyecto de "Compre argentino", política pública que podría apalancar el repunte del sector industrial mediante el aumento del porcentaje de contrataciones de productos o piezas a empresas autóctonas.

El proyecto prevé elevar los márgenes de preferencia para la industria argentina: en el caso de las pymes, el objetivo es pasar de 7 al 12 %, mientras que para las grandes empresas se espera una evolución del 5 al 8 % (dichos márgenes de preferencia serán modificados en función de la competitividad que registre cada sector). 

Entre otros puntos, la iniciativa estipula que "cuando se liciten bienes que no son producidos localmente, se establezca un incentivo para que gane aquel proyecto que prevea una mayor integración de piezas producidas en el país". "Queremos que las grandes compras del Estado sean una palanca para el desarrollo de una industria competitiva y de calidad", subrayó el secretario de Industria, Martín Etchegoyen.

Las contrataciones públicas representan más del 5 por ciento del producto y el 2,5% del empleo, con lo cual esta medida podría favorecer el crecimiento de las industrias que apuesten a la integración local de piezas producidas en el país.

Para la redacción del proyecto, que quedará abierto a los aportes que puedan sugerir los distintos bloques, el Poder Ejecutivo contó con la colaboración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), tomando como referencia la legislación comparada de países como Israel, Estados Unidos, México y Brasil.

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) apoyamos este proyecto y auguramos su dictamen positivo en el Congreso.

Buenos Aires, 29 de mayo de 2017

X
 
24/05/17 Nota de interés

¡CONOCE EL ESTATUTO DE CAME!

Desde sus inicios, en 1956, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) es una entidad sin fines de lucro que ejerce la representación gremial empresaria de las pequeñas y medianas empresas de todo el país. En nombre de más de 1.500 cámaras, asociaciones y federaciones de todo el país, la CAME trabaja día a día para que las Pymes, que son el motor de economía argentina, tengan mejores beneficios y condiciones laborales.

Desde sus inicios, en 1956, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) es una entidad sin fines de lucro que ejerce la representación gremial empresaria de las pequeñas y medianas empresas de todo el país. En nombre de más de 1.500 cámaras, asociaciones y federaciones de todo el país, la CAME trabaja día a día para que las Pymes, que son el motor de economía argentina, tengan mejores beneficios y condiciones laborales.

Desde los diversos sectores que abarca la Confederación -Comercio y Servicio, Industria, Economías Regionales, Turismo, Mujeres Empresarias, CAME Joven y Parques Industriales- agrupa a 1.300.000 empleados y obreros.

Para conocer el Estatuto de CAME, haga clic aquí.

Para leer el manual de Funcionamiento Institucional de CAME, haga clic aquí.

 

Buenos Aires, 22 de mayo de 2017

X
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 137 >
Mostrar resultados de 1644
Ver versión de escritorio