Cargando...

En julio del año 1956 se crea la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) para la discusión de las convenciones colectivas de trabajo del sector mercantil.

Luego, la Comisión Coordinadora de Actividades Mercantiles fundó el Instituto Asegurador Mercantil.

Para inicios de los 80, la Comisión Coordinadora de Actividades Mercantiles modificó sus estatutos con el objetivo de construirse en una entidad de tercer grado, representativa del sector comercial y de servicios en el ámbito nacional. En adelante, la entidad se denominará Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias.

El 26 de junio de 2003, CAME generó una gran transformación: en el marco de la Asamblea Extraordinaria y con la presencia de 700 delegados, se crea la Rama Industrial y comienza a representar a ambos sectores: Comercio e Industria. Así, CAME se propuso defender la industria nacional bajo el lema “Sin reindustrialización no hay trabajo ni mercado interno”, y pasó a ser la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Seguidamente, se organizó el área de Jóvenes Empresarios, una red de espíritu federal para la defensa de intereses de las nuevas generaciones.

Más tarde, nació el proyecto Mujeres CAME, cuyo lanzamiento formal tuvo lugar en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

A su vez, se creó el sector de Economías Regionales, un instrumento de trabajo para que los pequeños y medianos productores puedan dedicarse plenamente a la actividad productiva.

Del mismo modo, se estableció el sector de Turismo y Servicios, como protagonista estratégico de la economía.

Por último, se gestó la Federación Argentina de Parques Industriales (FAPI), como un paso adelante del sector industrial.

Actualmente, CAME trabaja incansablemente a favor del Cierre Dominical de los comercios y en la lucha por la erradicación de la venta ilegal en la Argentina.

Ver versión de escritorio