Cerrar ventana


con este banner convocamos al primer cacerolazo





















Noticias en los medios:

Denuncias de los comerciantes

Clarín - 9/12/2001

Comienzan las protestas con cacerolazo, apagón y marcha
El Día - 12/12/2001

Cacerolazos, bocinazos y quejas en todo el país
El Tribuno (Salta) - 12/12/2001

Apagón, telefonazo y cierre del gas
Crónica - 12/12/2001

Apagones, bocinazos y marchas dominaron la víspera del paro.
La Nación - 13/12/2001

Anochecer con apagones, bocinas y cacerolazo
Clarín - 13/12/2001

Los comercios dejaron el centro a oscuras
El Tribuno - 13/12/2001

Rebelión de la clase media
Informe Pyme - 19/12/2001

Marcha de comerciantes al Banco Central para pedir el fin del corralito
La Nación - 18/01/2002
 





















































comentarios:
info@came.org.ar
 

La Plata 12-12-2001

Clarín 13-12-2001

El Tribuno 13-12-2001

El Tribuno 12-12-2001

La Capital 12-12-2001


Ambito Financiero 13-12-2001

Crónica 13-12-2001
algunos titulares de aquellos días
 


El lunes 3 de diciembre del año 2001 el gobierno nacional, presidido por el Dr. Fernando de la Rúa y el ministro Cavallo, tomó la decisión de bancarizar forzosamente a toda la economía, creando lo que se conoce popularmente como el corralito bancario. Con esta medida se permitía a los ciudadanos a retirar hasta mil pesos por mes en efectivo de sus cuentas y a realizar el resto de las operaciones electrónicamente.

Así se obligó a todos los ciudadanos, comercios e industrias a realizar sus operaciones sin usar dinero en efectivo, realizando sólo operaciones a través de dinero electrónico. Esta modalidad estaba siendo utilizada por las grandes empresas para sus relaciones con proveedores y grandes clientes, pero nunca por el ciudadano de a pié y los pequeños y medianos comercios.

En este contexto, la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME) en representación y defensa del comercio y la industria nacional, llevó adelante una serie de medidas organizando, entre otras, una serie de actos de protesta contra el corralito bancario y la política económica implementada desde el gobierno nacional que estaba transformando al último trimestre del año 2001 en el período de más baja actividad comercial del que se dispongan datos.


Originalmente previsto para el lunes 17 de diciembre, CAME tomó la decisión de anticipar, tanto por la premura que los hechos requerían como por la demanda de las entidades y comercios adheridos, para el miércoles 12 una serie de actos de protesta a lo largo de todo el país, y con su acto central en la ciudad de Buenos Aires. Se previó la realización de una marcha con bocinazos para el mediodía del miércoles y un apagón con descuelgue de teléfonos y cacerolazos para el mismo día a las 20:30 horas. El éxito de la adhesión a la protesta está mas que demostrado, además de los comerciantes y sus empleados, participaron ciudadanos de todas las edades y niveles socioeconómicos, en las principales ciudades del país.

Sin lugar a dudas, este acto y modalidad de protesta fue el inicio de la herramienta más eficaz que encontró la ciudadanía para expresar su descontento y "bronca" contra el modelo económico, la situación a la que el mismo los estaba llevando, y al corralito financiero. El cacerolazo ha sido institucionalizado como el instrumento popular que permite hacer conocer el sentir del pueblo, y fue CAME la institución que interpretando las necesidades de sus asociados y del público en general, canalizó ese descontento de manera pacífica y eficiente, sin banderías políticas y en orden. Lamentablemente en algunas ocasiones, activistas y vándalos, rechazados por la gente, desvirtuaron estos actos de madurez ciudadana.

 
 
Todoar